Fiesta total. Gracias, Academia. Gol de Sigali, Arias convertido en héroe, Licha como gran capitán y los pibes definiendo en los penales.

Un primer tiempo sin brújula. De entrada ya lo tuvo Bruno Henrique, quien con su velocidad y habilidad iba a ser un dolor de cabeza para toda la defensa visitante como en el partido de ida. Los brasileños dominaban toda la cancha y Racing no podía mantener el balón, con constantes pases hacia atrás que terminaban en pelotazos de Arias a la nada.

Apenas una contra con un tiro débil de Fértoli fue una gota en medio de un mar de ataques del Flamengo. La secuencia se repetía: Bruno Henrique desbordaba, Gersona manejaba y Vitinho se perdía goles. Y sobre todo, Arias atajaba todo.

Racing tuvo un oasis de cinco minutos con manejo y control pero rápidamente los locales volvieron al poder del balón. Tras varios gritos pidiendo claridad y presión, Becaccece se cansó y metió un cambio antes de que termine el primer tiempo, con el joven Alcaraz en lugar de Reniero.

El complemento pintaba todo igual cuando a los 4 minutos cuando Arias volvía a taparle un mano a mano a Vitinho. La Academia intentaba de a poco avanzar pero nada era favorable.

Entonces llegó la falta de Caio a Lisandro. Un capitán que era el único que mostraba criterio, buenos pases y claridad en todo el partido. El brasileño recibía la segunda amarilla. Con uno más, el tiro libre generó el rebote mágico para que la puntita del pie de Sigali lleve suavemente lleve la pelota a besar la red. Locura, descontrol, fiesta. ¡Increíble!

De repente parecía una especie de homenaje al Diego con el recuerdo de aquel Argentina-Brasil de Italia 90 y Aladino frotando la lámpara como decía Tito Biondi, quien también nos dejó en estos días. Es que todo, pero todo era para los brasileños.

Sobre el final siguieron insistiendo, claro. Más tapadas de Arias: mano a mano, y dos cabezazos. Pero con el tiempo de descuento rodando, el tercer cabezazo fue el vencido y Arao desató la alegría brasilera. Minutitos más tarde, lo tuvo Rojas de tiro libre pero se fue alta, y mientras el arquero local pedía la hora, el juez Tobar le hizo caso y marcó el finales.

Penales. A sufrir. Una vez más. Una boludez, de esto la sabemos lunga. Cambiemos de homenaje al Diego, digamos. Mismo mundial pero contra Italia, por penales en su casa. Racing pateó los penales de manera perfecta y Arias, la gran figura de la noche atajó el que tenía que ganar. Tras Licha (la otra figura), Rojas y Sigali, los pibes Alcaraz (18 años) y Fabricio Dominguez (22), mostraron una personalidad avasallante y desataron la locura de Beccacece y todos nosotros.

¡Qué lindo es ser de Racing, carajo!

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2020/12/fla-2-1024x832.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2020/12/fla-2-300x300.jpgSergio ViscigliaDestacadosNoticiasPrimera divisionCopa Libertadores,Flamengo,Racing Club
Fiesta total. Gracias, Academia. Gol de Sigali, Arias convertido en héroe, Licha como gran capitán y los pibes definiendo en los penales. Un primer tiempo sin brújula. De entrada ya lo tuvo Bruno Henrique, quien con su velocidad y habilidad iba a ser un dolor de cabeza para toda la...