Cambian algunos nombres, otros se mantienen, pero el equipo de Beccacece sigue sin dar respuestas: nueva derrota de local, esta vez ante Arsenal por 2 a 0. Para colmo, expulsaron a Licha.

Otra vez dormidos de entrada, otra vez un gol del contrario en los primeros minutos. Todo es cuesta arriba para la Academia en esta Copa de la Liga Profesional, y así entonces, tras un tiro libre y jugada preparada, Albertengo facturó para la visita a los 3 minutos de juego.

Racing empezó de a poco a tener el control del balón ante un contrincante que se replegó inmediatamente y con tranquilidad. Se sucedieron los embates pero la figura del arquero Gagliardo funcionó como un flipper que no paraba de tapar pelotas dando rebotes que volvía a tapar o se íban afuera.

Así entonces, disparo de Licha y rebote de Fértoli, cabezazo de Alcaraz, jugada del propio Fértoli y disparo de afuera. Todas las tapaba el arquero. Pera esta versión académica no da pie con bola y a los 37 tras un error entre Miranda y Banega, arremetió Candia y marcó el segundo gol para Arsenal en dos llegadas.

Con el balón en su poder, con varios intentos, llegadas, pero con pocas ideas, pocas ganas, poca suerte y muchas distracciones. Así se vio Racing en el primer tiempo.

Y el segundo, pese a los tres cambios del DT, fue peor. Garré insinuó y cuando intentó ser punzante lo logró, el problema es que todo era muy a cuenta gotas. Cristaldo ya entra como si nada y todos parecen haberse olvidado de las denuncias por violencia de género en su contra, pivoteó un par de veces de buena manera, le anularon bien un gol por offside tras buena definición y poco más.

Justamente, un buen cabezazo del delantero más otro en el área, lo dejaron a Licha solísimo al lado del arco y definió a las manos del arquero. Más tarde otra vez la secuencia disparo, arquero, rebote, afuera. Y a los 37, tras un corner, el zurdazo de Mena pegó en el palo y demostró que, además de todo lo malo, Racing no está ligando una. La gota que rebalsó el vaso fue la expulsión de Lisandro sobre el final del partido.

El equipo sigue dormido, inmerso en un sueño profundo. La suerte no ayuda pero nos llegan y nos convierten; nosotros llegamos y cero efectividad. Esperemos que todo cambie y que el equipo se levante de la cama antes del partido contra Flamengo.

Sergio ViscigliaDestacadosPrimera divisionArsenal,Copa Liga Profresional de Futbol,Racing Club
Cambian algunos nombres, otros se mantienen, pero el equipo de Beccacece sigue sin dar respuestas: nueva derrota de local, esta vez ante Arsenal por 2 a 0. Para colmo, expulsaron a Licha. Otra vez dormidos de entrada, otra vez un gol del contrario en los primeros minutos. Todo es cuesta...