Por una propuesta de Sebastián Beccacece, los chicos que viven en la Casa Tita y practican con el plantel profesional, hicieron diferentes tareas de mantenimiento en dicha casa, generando sentido de pertenencia y respeto por las cosas que ellos mismos utilizan.

Ricardo MaríngoloDestacadosHijos del TitaJuvenilesCasa Tita,Inferiores,juveniles,Racing Club,Sebastián Beccacece
Por una propuesta de Sebastián Beccacece, los chicos que viven en la Casa Tita y practican con el plantel profesional, hicieron diferentes tareas de mantenimiento en dicha casa, generando sentido de pertenencia y respeto por las cosas que ellos mismos utilizan.