Racing ganó 4 a 3 un partido de locos en Mar del Plata y Becca nos deleitó con su grito tan descontrolado como hermoso.

El local golpeó de entrada y por partida doble: a los 2 minutos tras un mal pase en mitad de cancha metió una especie de contra que aprovechó Andrada, y a los 11 tras un mal corte de Soto y difusa salida de García Solís consolidó un comienzo impecable para el Tiburón.

Esto le dio tranquilidad a un equipo que no paró de presionar, como deseando fervientemente un triunfo para escaparle al descenso. Racing por lo pronto quedó anonadado ante semejante escenario desfavorable y no supo reaccionar. Casi que llegó el tercero hasta que los últimos diez minutos, insinuaciones de Rojas y Mena pusieron un poco de expectativa a la visita.

Y el comienzo del complemento fue un espejo total ya que al minuto pegó el propio Rojas para el descuento luego del tándem Pillud más un recién ingresado Reniero que otra vez fue incidente con la primera pelota tocada.

Pero el segundo gol del periodo fue nuevamente para Aldosivi. Toqueteo husmeando el área y una definición extraña de Gino con una pifia que fue clave para que la pelota viaje por encima del arquero. Racing se había concentrado en arremeter para el empate pero se durmió en el fondo y pagó.

De todas formas el gol no impidió que la Academia deje de hacer lo que tenía en mente. Convencido de empatarlo fue hasta que a los 19 un pelotazo de Soto tengo buen destino hasta Zaracho, quien con un centro atrás habilitó a Rojas para que vuelva a descontar con un zurdazo violento y certero.

Ya todo podía pasar. Y así fue: a los 37 el centro llegó desde la izquierda y por el pie izquierdo de Soto hacia el izquierdo de Pillud, marcando el empate y efervesciendo a Beccacece. Y la magia se completó: en el descuento, el pibe Alcaraz saltó más alto que todos y marcó un gol de ensueño para que la locura del DT sea total. Apenas llegó el pitido final, BK gritó más fuerte aun y corriendo directo a los vestuarios descontrolado.

Si contra el Rojo se hizo querer, después del partido de hoy ya empieza a ser amado por todos los académicos. Ojala que este amor siga creciendo y tenga momentos más grandes.

Sergio ViscigliaDestacadosPrimera division
Racing ganó 4 a 3 un partido de locos en Mar del Plata y Becca nos deleitó con su grito tan descontrolado como hermoso. El local golpeó de entrada y por partida doble: a los 2 minutos tras un mal pase en mitad de cancha metió una especie de contra que aprovechó...