Duro triunfo que permite a la Academia quedar bien consolidado en la lucha por la punta del campeonato.

Luego de la ovación al Chacho Coudet, Racing se dispuso a intentar la iniciativo en una primera parte que encontró a un sólido Huracán bien plantado atrás y sin dejar huecos para avancen los académicos.

Todo demasiado trabado y con poca claridad en los pases en ambos equipos. Apenas un cabezazo de Licha, y del otro lado un tiro libre de Gómez, decoraron unos 45 minutos para el olvido.

El complemento se ofreció de la misma manera, con Racing intentando y el Globo en la espera. Así y todo, de entrada Merolla tuvo un cabezazo ante una mala salida de Arias, quien se redimió promediando la etapa salvando con el pie la más clara de la visita, un contraataque que no pudo aprovechar Vieyra.

Al toque, tras unos cambios, Cvita cabeceó y el arquero Antony Silva tapó de gran forma pero no pudo hacer nada en el rebote que aprovechó Reniero, quien recién había ingresado. La presencia de ambos en cancha le cambió la cara en el ataque a los locales.

Racing no supo definirlo, y empezó a sufrir pese a las dos expulsiones en la misma jugada a Araujo y Merolla. Otro partido ganado sin mostrar la mejor cara, pero logrando tres puntos bien valiosos que dejan al equipo escolta a tan solo un punto de la punta.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2019/11/hur1.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2019/11/hur1-300x300.jpgSergio ViscigliaDestacadosNoticiasPrimera divisionHuracán,Racing Club,SúperLiga
Duro triunfo que permite a la Academia quedar bien consolidado en la lucha por la punta del campeonato. Luego de la ovación al Chacho Coudet, Racing se dispuso a intentar la iniciativo en una primera parte que encontró a un sólido Huracán bien plantado atrás y sin dejar huecos para avancen los...