El campeón de la Superliga sigue sin aparecer en el actual torneo. En Santiago del Estero no estuvo a tono. Para colmo se lesionó de gravedad Augusto Solari.

A cinco meses de la obtención de la Superliga 2018/19 el equipo de Coudet brilla por su ausencia. Eliminado prematuramente de la Copa Argentina y goleado por River se presentó en el norte del país para jugar contra Central Córdoba.

El «Ferroviario» maneja un presupuesto muy inferior al campeón sin embargo mostró determinación y ahogó los tibios intentos académicos. Con Orban en la zaga (no se entiende como juega todavía) y un «Chelo» Díaz en baja el equipo no tiene llegada. 

En el primer tiempo fue difícil encontrar una jugada de gol porque ¡directamente no la hubo!, con Reniero en proceso de conocimiento con sus compañeros y con Cvitanich y Cristaldo lesionados, no pateó al arco.

En el segundo hubo alguna que otra jugada aislada pero sin peligro. Matías Rojas muestra su técnica pero debe mejorar su enjundia y su garra (en la tribuna lo llamarían «pecho frío») y para colmo se lesionó de gravedad Augusto Solari (de lo mejor del equipo junto a Nery Dominguez). 

¿Qué se puede pedir para el próximo partido? Una completa revolución en el funcionamiento, la concepción y la concreción de las jugadas. Se esperan las vueltas de Donatti y de Sigali, con el probable debut del «Pumita» Rodriguez, el ingreso de Barbona y un cambio profundo en la actitud.

Todos los hinchas anhelan la recuperación del campeón récord de la Superliga pasada.

NOTA: Richard Martínez

Ricardo MaríngoloDestacadosPrimera divisionRacing Club
El campeón de la Superliga sigue sin aparecer en el actual torneo. En Santiago del Estero no estuvo a tono. Para colmo se lesionó de gravedad Augusto Solari. A cinco meses de la obtención de la Superliga 2018/19 el equipo de Coudet brilla por su ausencia. Eliminado...