La Academia tuvo su fiesta y el partido ante el subcampeón Defensa y Justicia fue solo una excusa para que la acción dure luego hasta ya entrada la noche. Racing es campeón.

El estadio colmado recibió a un campeón de la mano de un pasillo formado por los jugadores visitantes, previendo una jornada histórica e inolvidable para ambos equipos. El partido tan solo sirvió para sellar el trámite estadístico del último cotejo del campeonato.

En un partido relajado, Racing se mostró más suelto e incisivo, controlando el primer tiempo aunque sin sacar ventaja en el marcador. Un cabezazo de Sigali más los remates de Zaracho y Solari, empezaron a hacer crecer la figura del arquero visitante Unsaín. Lo más significativo de todas formas, fue el minuto 15 cuando todo el estadio ovacionó al eterno Lisandro López.

A los 8 minutos de la segunda parte, Cristaldo marcó el primer tanto del partido para que la fiesta empiece a ser total. De todas formas, la visita empezó a levantar cabeza y a los 24 el paraguayo Rojas aprovechó un desborde de Rius para sellar un empate que ya no iba a cambiar.

La intensidad propuesta por ambos de a poco comenzó a bajar y el 1 a 1 ya era cosa juzgada. Defensa y Justicia fue un gran subcampeón y se fue aplaudido, como antesala a una fiesta que recién empezaba.

Entre (muchos) temas de Queen, luces, juegos de artificio, todos los jugadores fueron pasando para tener su momento, incluyendo a algunos que ya no son parte de las filas académicas. El gran ausente Centurión fue nombrado entre silbidos y la joda se coronó con la actuación del Pepo a puro agite y cumbia.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2019/04/dj-campeon-1024x576.jpeghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2019/04/dj-campeon-300x300.jpegSergio ViscigliaDestacadosPrimera divisionDefensa y Justicia,Racing Club,SúperLiga
La Academia tuvo su fiesta y el partido ante el subcampeón Defensa y Justicia fue solo una excusa para que la acción dure luego hasta ya entrada la noche. Racing es campeón. El estadio colmado recibió a un campeón de la mano de un pasillo formado por los jugadores visitantes, previendo una...