En un primer tiempo para el olvido, Racing salió con todo en la segunda mitad y se llevó un triunfo importante 2-1 ante San Lorenzo. Los goles de la Academia fueron de Lisandro López y Pol Fernández.

Racing entró dormido al partido, el horario de las 11 de la mañana quizás haya ayudado. Parecía un Racing de otra época, no acertaba un pase a dos metros, era desbordado por un San Lorenzo bastante limitado, pero que sabía lo que quería. Y para colmo, los jugadores que podían darle esperanzas de no irse perdiendo, estaban más dormidos que los otros: Lisandro López, Marcelo Díaz, Ricardo Centurión, por sólo nombrar tres.

La peor cara de la Academia se vio en la defensa, ante la falta de Eugenio Mena, Alexis Soto ocupó su lugar, y no fue el peor, aunque ambos laterales, Renzo Saravia y Soto, eran desbordados constantemente y tanto Leonardo Sigali, como Lucas Orban, cometían errores, que hacían creer que el ciclón podía abrir el marcador.

Y eso ocurrió a los 29 minutos, antes de esa jugada, Javier García, tapó un remate furibundo de Gianluca Ferrari. Pero en la jugada siguiente, Racing marcó horrible, dejó a Nicolás Reniero mano a mano con García y el delantero visitante, con un toque sutil, marcó el primero con un caño preciso.

El ciclón se fue al descanso, con una victoria merecida, lastimaba las pocas veces que avanzaba y se cerraba atrás. Por el lado de Racing, Eduardo Coudet tendría que hablar largo y tendido. Además, por lesión, perdió a Augusto Solari, uno de los mejores de Racing hasta el partido ante San Lorenzo.

El shampoo con el que el Chacho les lavó la cabeza a los muchachos, surtió efecto, primero mandó a al campo a Gustavo Bou por Jonathan Cristaldo, y a los 15 segundos, el tándem Bou-Licha, presionaron a la defensa rival, Gonzalo Rodríguez ensayó un despeje que se estrelló en el pecho de la Pantera, la pelota le quedó a Licha que encaró hacia el área y al enfrentar a Nicolás Navarro, se la tocó sutilmente para empatar el partido.

A partir de allí, Racing maniató a San Lorenzo, buscó por todos lados quebrar a la defensa dura que planteó el Pampa Biaggio, desbordes de Soto y Saravia, pelotas cortadas para Bou y Licha, pero una y otra vez eran desvaratadas por la defensa o por la buena mañana de Navarro.

Y a los 16 minutos, Pol Fernández, que tuvo un buen partido, encontró la solución en su pierna derecha. Matías Zaracho tenía la pelota por la derecha y vio a Pol sin marca por el medio, se la tocó y el ex Godoy Cruz sacudió un remate que se le clavó abajo a Navarro. Era el 2-1 merecido para la Academia.

En el segundo tiempo se vió nuevamente al Racing que tanto extrañamos en los últimos dos partidos, en la segunda mitad, mereció la victoria, incluso con algún gol más. Nunca peligro el triunfo, controló bien algunos avances esporádicos del ciclón y sigue más puntero, único puntero que nunca a la espera de Newell’s.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2018/10/421jT8A6l_660x385__1.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2018/10/421jT8A6l_660x385__1-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosPrimera divisionRacing Club,San Lorenzo,SúperLiga
En un primer tiempo para el olvido, Racing salió con todo en la segunda mitad y se llevó un triunfo importante 2-1 ante San Lorenzo. Los goles de la Academia fueron de Lisandro López y Pol Fernández. Racing entró dormido al partido, el horario de las 11 de la mañana...