Marcelo Alejandro Delgado, nació el 24 de marzo de 1973, en Capitán Bermúdez, Santa Fe. Llegó a Racing en 1995, dónde al poco tiempo se transformó en el emblema de un equipo que no la pasaba bien.

Corría 1995 y Luis Otero, había ganado las elecciones presidenciales, una de sus promesas fue formar un equipo competitivo que por fin corte la racha sin títulos. Al menos en eso cumplió, armó un equipo de estrellas, que luego no cumplieron el objetivo. Entre esas estrellas, estaba Marcelo Delgado, que vino desde Rosario Central.

El Chelo no pudo salir campeón con la camiseta de Racing, pero sin embargo, fue ídolo y emblema de la última parte de la década del 90. Nunca vamos a olvidar ese clásico en cancha de Independiente de 1997, en que perdíamos 0-2 y que con gol de él, de tres dedos, logramos empatarlo.

Con Racing jugó 149 partidos y convirtió 45 goles. Tras grandes partidos en Racing, Daniel Passarella lo llamó para la selección Argentina que disputó los Juego Olímpicos de 1996, la Copa América 1997 y el Mundial de Francia 1998.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2018/03/38e0892129a671aa5b1da41f6f33ed1d.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2018/03/38e0892129a671aa5b1da41f6f33ed1d-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosIdolos AlbicelestesChelo Delgado,Racing Club
Marcelo Alejandro Delgado, nació el 24 de marzo de 1973, en Capitán Bermúdez, Santa Fe. Llegó a Racing en 1995, dónde al poco tiempo se transformó en el emblema de un equipo que no la pasaba bien. Corría 1995 y Luis Otero, había ganado las elecciones presidenciales, una de sus...