En el primer partido de Eduardo Coudet como DT de la Academia, Racing perdió 1-0 ante el Gasolero, con gol de Juan Ignacio Sánchez Sotelo. El equipo jugó regular, se vieron cosas buenas y otras por trabajar.

Las expectativas eran las mejores para ver al nuevo Racing versión Coudet, pero el partido no fue el esperado, aunque pudieron verse cosas positivas, individual y colectivamente, que dan indicios de que el equipo va a ser otro del que se venía viendo.

En cuánto al partido en sí, Temperley fue más práctico que Racing, allí radicó la clave para llevarse la victoria, porque la Academia hacía el desgaste, pero el Gasolero se replegaba atrás y salía de contra.

El primer tiempo tuvo esa tónica de principio a fin, lo más peligroso del equipo de Chacho fueron unos centros picantes de Iván Pillúd.

A los 30 minutos del primer tiempo, se dio la ley del ex, Sánchez Sotelo, define sólo ante una salida de Javier García.

En el segundo tiempo, Racing salió de otra manera a disputar el partido, faltó empujarla, porque se mereció claramente el empate, hubo varias situaciones que merecieron terminar en gol, que tuvieron como protagonista a Augusto Solari.

Pese a la intensidad que el pusieron los muchachos, no se pudo lograr empatar, pero sí dejar una imagen bastante positiva, más que nada, porque el equipo estuvo plagado de suplentes. Héctor Villalba, marcador central de la Reserva, que hizo su debut, fue una de las figuras.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2018/01/00019738-12_crop1516071453571.jpg_1734428432.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2018/01/00019738-12_crop1516071453571.jpg_1734428432-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosPrimera divisionRacing Club,Temperley
En el primer partido de Eduardo Coudet como DT de la Academia, Racing perdió 1-0 ante el Gasolero, con gol de Juan Ignacio Sánchez Sotelo. El equipo jugó regular, se vieron cosas buenas y otras por trabajar. Las expectativas eran las mejores para ver al nuevo Racing versión Coudet, pero...