Ernesto Gutiérrez, nació el 5 de noviembre de 1925. LLegó a Racing Club en 1947 y fue la rueda de auxilio del tricampeón de 1949-1950-1951.

Corría el año 1947 y Racing estaba en la búsqueda de un mediocampista de quite, con buen panorama de juego y que sea el relevo para los formidables jugadores que tenía la Academia, pero que eran poco afectos a la marca. Por eso se posó la mirada en el «Rey petiso» Gutiérrez, jugador de Ferro.

Llegó a al Academia y enseguida se ganó la titularidad. Subcampeón en 1948, se desquitó de lo lindo al obtener y ser pieza importante, del tricampeón de 1949 a 1951.

Beethoven, como también le decían, no sólo recuperaba balones y relevaba a sus compañeros, también era capaz de asistir a los delanteros, crear juego en mitad de cancha y poseía una inteligencia admirable. Jugó con la celeste y blanca nada menos que 226 partidos, convirtiendo 3 goles.

Gutiérrez alternaba en la selección Argentina, compitiendo con Pescia de Boca Juniors por el puesto, luego de Racing, jugó en Celta de España y más tarde en Argentinos Juniors, dónde se retiró. También se dio el gusto de dirigir a la Academia junto a José García Pérez.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/11/gutierrez.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/11/gutierrez.jpgRicardo MaríngoloDestacadosIdolos AlbicelestesErnesto Gutiérrez,Racing Club
Ernesto Gutiérrez, nació el 5 de noviembre de 1925. LLegó a Racing Club en 1947 y fue la rueda de auxilio del tricampeón de 1949-1950-1951. Corría el año 1947 y Racing estaba en la búsqueda de un mediocampista de quite, con buen panorama de juego y que sea el relevo...