En un partido más para el olvido, Racing perdió en su visita a la Paternal por 2-0. Ni el cambio de táctica salvó al equipo de un rendimiento muy malo en el que suma 395 minutos sin goles y casi sin situaciones de gol.

Argentinos buscaba imperiosamente su primera victoria en su vuelta a Primera, y así salió al partido, buscando con todo el triunfo. Apretó a Racing, lo maniató y no lo dejaba libre ni para sacar un lateral. El equipo de Diego Cocca no podía salir del asedio y no sabía como hacer para contrarrestar esa presión.

Sin embargo, esa buena presión no se traducía en situaciones de gol en el arco de la Academia, más bien, cada vez que llegaba al área, las jugadas se diluían. Por su parte, Racing no hacía nada. El cambio de táctica no parecía ser la solución para la falta de fútbol, Diego González, no era el nexo entre le medio y los delanteros y para colmo, a los 30 minutos debió salir lesionado.

Con el ingreso de Matías Zaracho por el Pulpo, Racing ganó algo de fútbol, de hecho los últimos 15 minutos del primer tiempo, fueron dominados por Racing, pero al igual que el Bicho, no llegaba con chances claras de gol.

El segundo tiempo arrancó tal como terminó el primero, es decir, con Racing como protagonista y Argentinos agazapado, tratando de que pase el invierno y poder volver a la situación inicial de presión y dominio.

Y eso no tardó en ocurrir, pronto, comenzaron a sucederse las acciones de peligro que Gastón Gómez pudo resolver. Y la Academia se terminó de desinflar. Ni los ingresos de Pablo Cuadra y Andrés Ibarguen le dieron fútbol al equipo de Cocca.

Para colmo de males, cuándo parecía que terminaría en empate, el Bicho asestó dos golpes letales. A los 43 minutos, Mauro Quiroga empuja un gran centro de Brian Romero que le puso la pelota en la línea, sin que Gómez pudiera llegar y ante la duermela de Miguel Barbieri.

Y cuándo ya sabíamos que no quedaba más nada por hacer y nos aprestábamos a escuchar el pitido final de Mauro Vigliano, Leonardo Pisculichi se apresta a cobrar una falta a unos 30 metros, a sabiendas de que es un gran ejecutante, cerramos los ojos, pero no sirvió, la pelota picó 1 centímetro antes de llegar a las manos de Gómez y se clavó en un ángulo, primer (y necesario para aprender) gol que se come Chila en su carrera.

Argentinos venció 2-0, fue lo justo, Racing no hizo nada para llevarse la victoria, lleva 395 minutos sin convertir goles. No consigue goles, pero lo más importante, es que no tiene fútbol y no cuenta con chances. Esperemos que en los 15 días que tendrán hasta el próximo partido, trabajen y mejoren lo hecho hasta ahora.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/10/rk1y22aj-_720x0.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/10/rk1y22aj-_720x0-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosNoticiasPrimera divisionArgentinos Juniors,Racing Club,SúperLiga
En un partido más para el olvido, Racing perdió en su visita a la Paternal por 2-0. Ni el cambio de táctica salvó al equipo de un rendimiento muy malo en el que suma 395 minutos sin goles y casi sin situaciones de gol. Argentinos buscaba imperiosamente su primera victoria...