Parece que Corinthians se achica ante Racing, ya le pasó en 1998, al perder 2-1 y 1-0 y ahora, que venía agrandado con 32 partidos invictos y hoy Racing lo redujo a su menor expresión empatando 1-1. El gol, Enrique Triverio.

Armaron un recibimiento impresionante como queriendo achicar al rival, la gente gritando como si ya fueran campeones. Todo muy lindo, hasta que el árbitro pitó el inicio y ahí se vio otra cosa, porque si bien Corinthians hizo, en parte su juego, Racing fue el que dominó todo el partido.

Con los 5 en el fondo, se trató de cerrar los espacios que en especial podía producir Ángel Romero, con un medio compartido entre Egidio Arévalo Ríos, Matías Zaracho y Diego González, bien compacto y tratando de salir rápido de contra, en éste punto, no se estuvo muy fino en el primer tiempo.

La Academia jugó 30 minutos perfectos en los que no pasó zozobra, hubo un cabezazo de Jó que dio en el travesaño pero no mucho más. A los 29′, Marciel hizo una típica apilada de lateral brasileño, dejando parados a los marcadores racinguistas y cuándo parecía que la perdía, la toca al medio para que Maycon se la clave al palo más lejano a Juan Musso. La polémica de la jugada radica en que Jó parece obstruir la visión del arquero en posición adelantada.

Los últimos 15 minutos del primer tiempo, fueron lo peor de la Academia en el partido. El Timao pudo, si se animaba, estirar la diferencia. Hubo una atajada de Musso impresionante, jugadas casi abajo del arco que se comieron los delanteros brasileños y tiros libres cerca del área innecesarios.

En el segundo tiempo, Racing salió con otra actitud. Zaracho ya no tuvo tantas exigencias defensivas y pudo soltarse más para juntarse con Triverio y Lisandro López, que en la segunda parte, se puso el equipo al hombro y fue fundamental para lograr el gran resultado.

A los 12′, Musso, que ya tenía molestias desde el primer tiempo, debió dejarle su lugar a Gastón Gómez, que sacó una pelota tras un cabezazo a quemarropa que fue su presentación en el partido.

El momento cumbre de la Academia fue a los 28′, cuándo Licha López armó una linda jugada y remató fuerte para que Cássio se luzca, pero dejó un rebote casi al medio para que Kike Triverio la empuje y empate el partido.

A partir de ese momento, Racing, manejó los tiempos del partido. Tocó, casi se lo da vuelta y le cerró todos los espacios. Corinthians se lució nervioso y hasta le dio la pelota a Racing insólitamente.

La Academia se trajo un gran resultado de San Pablo para encarar la vuelta el miércoles que viene. La nota mala es que nuevamente pierde a Juan Musso.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/09/DJpy11JX0AAzE7p-1024x683.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/09/DJpy11JX0AAzE7p-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosNoticiasPrimera divisionCopa Sudamericana,Corinthians,Racing Club
Parece que Corinthians se achica ante Racing, ya le pasó en 1998, al perder 2-1 y 1-0 y ahora, que venía agrandado con 32 partidos invictos y hoy Racing lo redujo a su menor expresión empatando 1-1. El gol, Enrique Triverio. Armaron un recibimiento impresionante como queriendo achicar al rival,...