Luego de la derrota ante Olimpo por Copa Argentina, Racing recibía a Temperley y tenía que hacer un partido que no dejara dudas y pese a que hay cosas que mejorar, nada mejor que ir a Brasil a visitar a Corinthians con una goleada por 4-1 en el bolsillo.

Diego Cocca decidió volver a jugar con línea de 5, el mismo sistema que le trajo buenos dividendos al final del campeonato anterior y que le permitió clasificar a la Copa Libertadores 2018. Se notó un Racing más seguro y tranquilo, que deberá encontrar un mejor funcionamiento en el mediocampo, porque allí radicó lo más flojo del partido.

Con un Lisandro López intratable, la Academia dominó el primer tiempo a su voluntad, tenía el campo, el balón y alguna que otra chance a su favor, pero no podía traducirlo en el marcador. La más clara la tuvo Licha, cuándo le quedó una pelota en el área chica, pero que Josué Ayala pudo atajar de manera heroíca.

Alexis Soto, de muy buen partido también, remató de zurda al ángulo de Ayala, pero la pelota se va rozando el palo. Y Gasolero tuvo la suya por medio de Marcos Figueroa, que hizo volar a Juan Musso que la sacó al córner.

Pero lo mejor vendría a los 47′, cuándo Musso descuelga su enésimo centro en el primer tiempo y ve a Triverio mano a mano con Gastón Aguirre y Adrián Scifo y le mete un pase magistral, Ayala salió a cualquier lado y Kike se deshace del arquero con un toque sutil, metiéndose con pelota y todo adentro del arco.

En el segundo tiempo, Racing salió a sentenciar el partido. Pero ya ni Lisandro, ni Augusto Solari fueron lo mismo que en el primer tiempo, y fue mucho para Matías Zaracho, que tuvo que ponerse el equipo al hombro, sin tener casi socios en quién apoyarse.

A los 19′, Licha hizo un click y volvió al partido, malo para Temperley, ya que agarró la pelota, se sacó a varios hombres de encima y luego, Zaracho y Triverio armaron una hermosa pared y fue el juvenil de Racing quién eludió al arquero y con el arco libre define.

Racing seguía dominando las acciones, a los 27′, derriban a Licha y es el capitán quién toma el balón y llama a Sergio Vittor para que se haga cargo del tiro libre. El defensor, que suele pegarle bien, le hizo caso y la clavó en el ángulo derecho de un Ayala que voló, pero no llegó.

Temperley salió a buscar un rápido descuento y eso desconcertó a Racing que creyó muerto a su rival. A los 35′, Ramiro Costa descuenta con un cabezazo a quemarropa que Musso no pudo atajar. Y a los 40′, llegó el debut en la red del colombiano Andrés Ibarguen, que empujó un centro de Solari, que le envió luego de dejar desparramados a dos rivales en el piso.

Ahora Racing, ya no irá a Brasil para visitar a Corinthians con una goleada en contra, irá con la panza llena de goles y con saber que está en el buen camino para encontrar el equipo, ese equipo que le puede dar los éxitos que sabemos Cocca puede darnos.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/09/H18fyffcZ_930x525.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/09/H18fyffcZ_930x525-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosNoticiasPrimera divisionAndrés Ibarguen,Enrique Triverio,Matías Zaracho,Racing Club,Sergio Vittor,SúperLiga,Temperley
Luego de la derrota ante Olimpo por Copa Argentina, Racing recibía a Temperley y tenía que hacer un partido que no dejara dudas y pese a que hay cosas que mejorar, nada mejor que ir a Brasil a visitar a Corinthians con una goleada por 4-1 en el bolsillo. Diego...