Arnaldo Balay, nació el 2 de septiembre de 1928. Palito era mediocampista central de gran juego, que llegó a jugar 117 partidos en Racing y salir campeón en 1958.

Le decían Palito por su piernas flacas, pero lo más importante es que era un mediocampista central de muy buen juego. Racing depositaba en sus pies, el comienzo de sus jugadas, era capaz de salir jugando desde su área y llegar con pelota dominada hasta el área contraria.

Balay, pese a su estilo de juego, también era un férreo marcador, que de hecho, ha jugado varios partidos como marcador central, pese a ser duro en la marca, nunca fue expulsado.

«Jamás le di una patada a nadie, yo gambeteaba y gambeteaba, a veces Dellacha me agarraba y me puteaba, porque a mí me gustaba agarrar la pelota en la línea del arco y salir gambeteando hasta el área contraria», comentó en una nota por aquellos años.

Pelito, concluyó su paso por Racing Club con 117 partidos disputados, y sólo convirtió 1 gol a Platense en 1954. Salió campeón en 1958 y se dio el gusto de jugar en la Selección Argentina, en 3 partidos.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/09/palito-balay-1024x788.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/09/palito-balay-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosIdolos AlbicelestesArnaldo Balay,Racing Club
Arnaldo Balay, nació el 2 de septiembre de 1928. Palito era mediocampista central de gran juego, que llegó a jugar 117 partidos en Racing y salir campeón en 1958. Le decían Palito por su piernas flacas, pero lo más importante es que era un mediocampista central de muy buen juego....