La Academia le ganaba con tranquilidad a River en Nuñez pero terminó sufriendo sobre el final un importantísimo triunfo que permite seguir soñando con la Libertadores del año que viene.

El arranque del partido tuvo un equipo local intentando lo que necesitaba: el triunfo para seguir peleándole el campeonato a Boca. De todas formas, un rebote fortuito le dio la ventaja a Racing de la mano de Lautaro Martínez, quien a partir de ahí se dedicó a manejar los hilos y a comandar cada ataque, generando peligro cada vez que tocaba la pelota.

Desconcertado, River perdió el ritmo ante un rival que empezó a crecer. Con el correr de los minutos volvió a empujar e incluso a llevar peligro al arco de Gómez, incluso con buenas jugadas colectivas, pero no dio en la tecla.

El cierre del primer tiempo se vio decorado por la lesión de Lisandro López, quien tuvo que salir del partido dejándole su lugar a Mansilla, que si bien tuvo algunas insinuaciones no logró conectar del todo con el juego.

El cabezazo con destino de red de Barbieri tras un córner a los 3 minutos del complemento le dio a Racing una tranquilidad que nunca había sentido en el partido. Con solidez desde el mediocampo, Acuña creció en calidad y presencia, y se volvió el eje académico, como casi siempre en este torneo, y muy bien acompañado por el gran nivel de Lautaro, un peligro constante para los defensas millonarios.

A los 15, una corrida por izquierda del Huevo y una mala salida del arquero Batalla, decretaron el 3 a 0 y todo era una hermosa sorpresa. Los hilos eran todos albicelestes y el dominio ahora era completo.

Los cambios con las salidas de Martinez y Acuña le bajaron el control a un Racing que parecía tener todo liquidado. Pero no podía ser de otra manera: sobre el final, un cabezazo de Larrondo, un puntazo fortuito de Maidana y de repente la cosa estaba 3 a 2. A sufrir los últimos minutos, encumbrados en una fallida salida de Gómez que nos anudó la garganta. Pero el final llegó, con Aued mostrando su personalidad y controlando los tiempos, y es para rescatar este gran triunfo en Núñez que nos permite seguir soñando con entrar a la Libertadores.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/06/vsriver.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/06/vsriver-300x300.jpgSergio ViscigliaDestacadosNoticiasPrimera divisionRacing Club,River Plate
La Academia le ganaba con tranquilidad a River en Nuñez pero terminó sufriendo sobre el final un importantísimo triunfo que permite seguir soñando con la Libertadores del año que viene. El arranque del partido tuvo un equipo local intentando lo que necesitaba: el triunfo para seguir peleándole el campeonato a...