Racing empató 1 a 1 en Colombia ante Rionegro Águilas y clasificó con tranquilidad a la siguiente ronda de la Copa Sudamericana.

Aquel lejano 1 a 0 en casa volvía a la memoria para empezar este nuevo partido con una ventaja mínima pero certera, especialmente por no haber recibido goles en Avellaneda. Por esta razón fue que el gol a los 18 minutos del primer tiempo de Cuadra con una gran definición aprovechando una mala salida del arquero local, casi que sentenció la serie.

Desde ese momento todo fue tranquilidad para un Racing que mantuvo el partido sin sobresaltos. El mayor problema fue la lesión del arquero Musso, que le permitió a Gastón Gómez debutar debajo de los tres palos, un partido después que el lesionado hiciera lo propio en Avellaneda.

La lluvia torrencial fue la principal protagonista de la jornada y si bien condicionó, no fue factor para que el partido fuese de todas formas chato. La tranquilidad y el relajo de Racing se mezcló con las pocas ideas de Águilas, conmemorando un trámite que solo parecía esperar el final.

Al son de interminables cumbias argentinas de la mano de la banda de sonido del estadio y sus vientos incesantes, el local insinuó un poco cuando empató Hurtado a los 12 minutos del complemento. El “sí se puede” de la afición fue tan tímido como la insinuación de sus jugadores, que duró unos mínimos minutos.

Solo hubo que esperar  a que el árbitro pitara el final del partido para certificar que Racing ya está en la segunda ronda de la Copa Sudamericana. Un trámite que terminó pareciendo fácil e incluso sobrado, con el equipo mostrando poco y necesitando casi nada para pasar a la próxima fase.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/06/racingag.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/06/racingag-300x300.jpgSergio ViscigliaDestacadosNoticiasPrimera divisionCopa Sudamericana,Pablo Cuadra,Racing Club,Ríonegro Águilas
Racing empató 1 a 1 en Colombia ante Rionegro Águilas y clasificó con tranquilidad a la siguiente ronda de la Copa Sudamericana. Aquel lejano 1 a 0 en casa volvía a la memoria para empezar este nuevo partido con una ventaja mínima pero certera, especialmente por no haber recibido goles...