Racing viajó a Rosario para enfrentar al Canalla y tratar de olvidar la derrota en el clásico, pero tuvo un partido horrible y fue goleado, para colmo sigue en caída libre y cada vez se aleja más del ingreso a la Copa Libertadores.

La Academia llegó a Rosario con la firme idea de sacarse la encima la derrota que se llevó en el clásico. Un triunfo ante Rosario Central sería el remedio perfecto, ya que el Canalla es un duro rival y además pondría a Racing en posición expectante en la lucha por entrar a la Libertadores 2018.

Desde el arranque pareció que el equipo entendió eso y ahogaba a Central en la salida, no lo dejaba jugar cómodo, aunque a los 3′, Javier Pinola estrelló un tiro en el travesaño. En su partido 100, Gustavo Bou duró 35 minutos y eso le dio un golpe duro al equipo, ya que Licha López, aún no está al 100%.

A los 23′, Hernán Menosse, que debería haberse ido expulsado por cortarle el cuero cabelludo a Gastón Díaz por un terrible pisotón, hizo una corrida con pelota dominada de 30 metros, nadie se atinó a desestabilizarlo para que pierda el balón, y pudo tocar para Teo Gutiérrez que definió ante la salida de Agustín Orión.

Racing acusó recibo y ya fue otro equipo hasta el final del partido, con Videla cansado y sin poder cortar juego, Licha sin poderse poner el equipo al hombro, la defensa que no da seguridad, los laterales que tienen todos los problemas del mundo y Aued que está teniendo un muy flojo nivel.

El segundo tiempo arrancó con la misma tónica, pero a los 8′, Burgos le hizo una toma de catch a Licha y el árbitro cobró penal correctamente, que Lisandro cambió por gol. En vez de irse con todo a buscar la victoria, Racing se metió en un pozo que a los 11′ fue más pronunciado cuándo el mismo Burgos, se redimió y con un fuerte remate, venció a Orión que no te salva nunca.

A los 15′, Camacho, aprovechó un córner y que en el mismo nadie lo marcara para poner las cosas 3-1. Teo siguió haciendo de las suyas, pero de las suyas buenas, siendo el delantero peligroso y jugando en pos del equipo. Y fue el colombiano que con una gran asistencia comienza la jugada del cuarto gol rosarino, la pelota le llega a Lovera, y a los 43′ sentenció el partido.

Racing fue un concierto de errores en todas la líneas, Diego Cocca debe meter mano profunda en el equipo, si verdaderamente quiere jugar la Copa 2018. Hay varios puntos flojos que deberían descansar un poco: Orión, que hoy no jugó tan mal, Gastón Díaz que ni ataca ni defiende, Aued que no es la ayuda que el Pulpo necesita, Videla que parece un ex jugador y Rosales no puede ser el primer recambio porque sigue sin darse cuenta que está en Racing.

El fin de semana que viene, el equipo vuelve al Cilindro luego de las dos derrotas en condición de visitante, enfrentará a San Lorenzo y una victoria sería importantísima para el objetivo copero.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/05/592235ef8780a_685x386.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/05/592235ef8780a_685x386-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosNoticiasPrimera divisionRacing Club,Rosario Central
Racing viajó a Rosario para enfrentar al Canalla y tratar de olvidar la derrota en el clásico, pero tuvo un partido horrible y fue goleado, para colmo sigue en caída libre y cada vez se aleja más del ingreso a la Copa Libertadores. La Academia llegó a Rosario con la...