Racing logró ganarle a Godoy Cruz, 2-1, con el tiro del final. Hizo mejor las cosas que el Tomba, que se estaba llevando un premio demasiado grande de Avellaneda. Los goles fueron de Diego González y Gustavo Bou.

Se preveía un partido difícil porque ambos juegan parecido: presión alta, recuperación y salida de contra letal. Pero Godoy Cruz sorprendió ya vino a defenderse con 5 defensores y sólo pasó la mitad de la cancha, en el primer tiempo, en 3 ocasiones. Esas tres ocasiones casi terminan en gol con tiros de media distancia que fueron bien resueltos por Agustín Orión.

Racing fue una tromba, un poco embarullado por el lado de Marcelo Meli, pero fue constantemente en busca de la apertura del marcador. Abrió la cancha, tiró centros a la hoya para Lautaro Martínez, estuvo cerca en pelota parada, pero el gol se negaba. En los último 10 minutos el cansancio comenzó a golpear el físico de los jugadores y todo terminó en un 0-0 que vislumbraba un buen segundo tiempo.

Pero el segundo tiempo no arranca de la mejor manera para Racing, Lucas Bernardi paró al Tomba más adelantado y comenzó a hacerle lío a la, por ahora, no muy segura defensa de la Academia. Y el fútbol, que suele ser injusto, nos da un cachetazo, a los 8′, Javier Correa cabecea a quemarropa y Orión logra atajar, pero en el rebote, el delantero no perdonó y metió la pelota en el arco.

Por unos minutos, Racing pareció acusar recibo del golpe, hasta que Diego Cocca movió el banco para los ingresos de Pablo Cuadra por Brian Mansilla y Francisco Cerro por Lautaro Martínez, antes había ingresado Gastón Díaz por lesión de Iván Pillúd. Y fue ahí dónde Racing retomó las riendas del partido y comenzó a ser, nuevamente, un problema para Godoy Cruz y para Rodrigo Rey, la figura del partido que se tuvo que revolcar para todos lados.

La Academia fue y fue y no encontraba la luz, hasta que a los 38′, Cuadra le baja un córner al Pulpo González en el corazón del área chica para que el ex Lanús, empate el partido. Aunque seguía siendo un premio grande para los mendocinos.

Al gol le siguieron mano a mano, uno terrible que le sacó Rey a Cerro, un tiro libre en el palo de Bou, con previa tapada de Rey. Pero a los 46′, Racing armó una gran jugada de ataque, con Cerro empezando, tocando para Cuadra que como si tuviera 100 partidos en primera la toca sutilmente para que Bou reciba dentro del área y fusile al pobre Rey que nada pudo hacer.

Racing obtuvo una victoria trabajada, dura en su cumpleaños 114. Jugo bien en ataque, pero debe corregir muchas cosas en defensa. Las salidas entre Sergio Vittor y Marco Torsiglieri son un peligro, las tres jugadas de ataque del Tomba en el PT, vinieron por errores de ellos. Pero, bueno, fue triunfo, y al empatar Estudiantes, quedamos a 4 puntos del ingreso a la Copa Libertadores 2018.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/03/0325_bou_racing_g_fb-650x446.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/03/0325_bou_racing_g_fb-650x446-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosNoticiasPrimera divisionGodoy Cruz,Racing Club
Racing logró ganarle a Godoy Cruz, 2-1, con el tiro del final. Hizo mejor las cosas que el Tomba, que se estaba llevando un premio demasiado grande de Avellaneda. Los goles fueron de Diego González y Gustavo Bou. Se preveía un partido difícil porque ambos juegan parecido: presión alta, recuperación...