Gustavo Adolfo Costas, nació el 28 de febrero de 1963, en Buenos Aires. Fue la mascota del Equipo de José. Luego se dio el inmenso gusto de jugar y ser capitán del equipo de sus sueños. Fue campeón de la Supercopa 1988 y la Copa Interamericana 1988.

Costas siempre tuvo una idea fija en su cabeza además de ser futolísta, él quería debutar y ser campeón con el equipo del cuál era hincha: Racing Club. En 1981, cumplió su primer objetivo, al debutar en la Primera del club y luego se convirtió en capitán y campeón de la Supercopa 88 y la Interamericana del mismo año.

Vivió el peor momento deportivo de la historia al descender en 1983, pero tuvo revancha siendo el capitán en el ascenso del 85 y las copas mencionadas del 88. En 1992 fue vendido al Locarno de Suiza y volvió en 1994. En 1996 se fue del club, marchándose a Gimnasia de Jujuy, dónde se retiró en 1997.

Luego se dedicó a la dirección técnica, con mucho éxito en diferentes equipos de América, aunque tiene la espina no lograr esos mismo éxitos con su amado Racing, en las dos veces que lo dirigió.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/02/94329_gustavo-costas.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/02/94329_gustavo-costas-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosIdolos AlbicelestesNoticiasGustavo Costas,Racing Club,Supercopa
Gustavo Adolfo Costas, nació el 28 de febrero de 1963, en Buenos Aires. Fue la mascota del Equipo de José. Luego se dio el inmenso gusto de jugar y ser capitán del equipo de sus sueños. Fue campeón de la Supercopa 1988 y la Copa Interamericana 1988. Costas siempre tuvo...