Racing venció a Huracán 4-3 en el partido que sirvió para la inauguración del sistema lumínico. Gustavo Bou fue la gran figura del partido y la nota mala fue la lesión de Lisandro López, que debió abandonar el campo de juego en el primer tiempo.

Al principio todo fue fiesta, el club armó el amistoso ante Huracán, como excusa perfecta para la inauguración del sistema lumínico, que tuvo muchas críticas positivas. Fue triunfo, al final del mismo, con muchas aristas a corregir, en especial en la faz defensiva y además, preocupa la seria lesión de Licha López en la rodilla derecha.

Diego Cocca nos tiene acostumbrados a ver un Racing dominante, arrollador y con tenencia de balón en el comienzo. Marco Torsiglieri se dio a conocer con un cabezazo que Giordano envió al córner. Luego hubo un tiro libre de Marcos Acuña que el arquero volvió a desbaratar.

A los 31′, Sergio Vittor conecta un centro de Acuña, la pelota da en el palo y Licha López, ni lerdo ni perezoso, les ganó a todos en el corazón del área chica, en aparente posición fuera de juego, y de palomita pone el partido 1-0. Cuatro minutos después del gol, Licha debió dejarle el lugar a Lautaro Martínez, por una seria lesión en la rodilla derecha.

Racing acusó recibo de la salida de Licha, el Globo intentaba desbordar por el lado de Angúlo, le ganaba seguido a Iván Pillúd, pero no llevaba verdadero peligro al arco de Agustín Orión. Hasta que Depetris manda un centro al área y sin dejarla picar, Norberto Briasco sorprendió a todos con un golazo.

Bou tenía ganas de festejar su cumpleaños con su gente y se lo tomó en serio. A los 5 minutos, durmió a Sosa, su marcador y aprovechó un pase corto para Giordano, dejando en el camino al arquero y definiendo con el arco libre. Y luego, nuevamente lucho Sosa, entró al área y se la picó al arquero para una definición deliciosa.

Pero Racing se durmió, Huracán comenzó a crecer en el campo, el equipo de Cocca, se comenzó a retrasar como nos tiene acostumbrados, pero ésta vez no salió como siempre, porque Deptris tomó un rebote en el área y definió solo para descontar. Y luego, Compagnucci, con un remate desde 21 metros, pudo empatar el partido. Otra vez a remar para lograr la victoria.

La figura de Bou seguía intacta, volvía loca a la defensa de Huracán y tenía de compañía a Lautaro Martínez y Brian Mansilla, que entendían a la perfección todo lo que la Pantera hacía o iba a hacer en el campo. Y a los 34 minutos, peleó un pelota perdida cerca del banderín derecho, la pisó para dejar sin reacción al defensor y metió un centro preciso para que Mansilla la empujara con el arco libre.

Así Racing pudo cerrar el partido más cómodo, se llevó una victoria importante de cara al comienzo de la actividad oficial. Buenos debuts de Marco Torsiglieri y Marcelo Meli. Hay cosas por mejorar, sobre todo en defensa y obviamente, la nota negra es la lesión de Licha López.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/02/Bou-licha.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/02/Bou-licha-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosNoticiasPrimera divisionGustavo Bou,Huracán,Lisandro López,Racing Club
Racing venció a Huracán 4-3 en el partido que sirvió para la inauguración del sistema lumínico. Gustavo Bou fue la gran figura del partido y la nota mala fue la lesión de Lisandro López, que debió abandonar el campo de juego en el primer tiempo. Al principio todo fue fiesta,...