Con mayoría de suplentes y juveniles, Racing empató 1 a 1 con A. Tucumán y eso le sirvió para coronarse campeón de la Copa Provincia de Salta, aprovechando la goleada anterior ante el Rojo.

Lo bueno de los partidos de verano es cuando entran en acción juveniles para dar señales de que hay futuro y por qué no, presente. Eso demostraron algunos pibes esta noche en Salta, comenzando con Maxi Cuadra, quien no paraba de hacer goles en la reserva y abrió el marcador a los 16 minutos del primer tiempo, aprovechando un grueso error del arquero Josué Ayala.

Con el correr de los minutos, Brian Álvarez fue dejando pinceladas de buen pibe a través de su zurda, y Matías Escudero desde la defensa, con mucha serenidad y presencia desde el lateral completó el tridente que sobresalió en un partido que no tuvo demasiadas emociones.

A principios del segundo tiempo, tras una pelota perdida en ataque por Rosales (quien demostró poco juego), el equipo tucumano llegó al empate de la mano de David Barbona. El partido se fue amoldando al 1 a 1, con algunos remates de Atlético que recibieron una buena respuesta de un arquero Musso que empieza a pedir cancha para futuras temporadas.

Sobre el final, los ingresantes Bou y Brian Fernández pudieron destrabar el marcador para un triunfo académico pero estas veces Ayala impuso su presencia y dejó todo como estaba. Empate y Copa veraniega para Racing. Siempre es bueno empezar con un verano auspicioso. Pero ahora viene lo mejor. Las expectativas son buenas.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/01/copa.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2017/01/copa-300x300.jpgSergio ViscigliaDestacadosNoticiasPrimera divisionAtletico Tucuman,Racing Club
Con mayoría de suplentes y juveniles, Racing empató 1 a 1 con A. Tucumán y eso le sirvió para coronarse campeón de la Copa Provincia de Salta, aprovechando la goleada anterior ante el Rojo. Lo bueno de los partidos de verano es cuando entran en acción juveniles para dar señales...