Con muy poco, Olimpo le quitó a Racing un invicto de 28 partidos de local en un partido que pudo ser la despedida para muchos jugadores de la Academia. A Bou le atajaron un penal y aquel baile al rojo ya parece haber quedado muy lejano.

Que Bou, que Romero, que Sánchez, que Acuña, que Videla. Si esta fue la despedida para estos jugadores que hicieron historia en el club, sin dudas que no fue para nada agradable. Algunos abucheos sobre el final del encuentro son la muestra de una inquietud acerca del fútbol que juega Racing, y que opacó ese sentimiento de nostalgia ante algo que tal vez ya no sea nunca más.

Racing empezó intentando y atacando, primero con Romero asistiendo a Lisandro, quien se encontró con las manos de Champagne, y luego con el propio paraguayo estrellando un tiro libre en el travesaño que luego picó en la raya. Pero a los 28 minutos, tras un centro mal despejado, Pizzini mandó el centro y Victor López cabeceó al gol ante un Orion que se notó muy tardío de reflejos.

Si Zielinski es etiquetado como un entrenador defensivo, en esta etapa no lo está demostrando ya que Racing va y busca el gol con un ataque directo, pero tiene serios problemas cuando defiende, y este gol lo evidenció claramente, con errores dentro del área y dejando solo a un cabeceador nato.

El segundo tiempo empezó con la presencia de Rosales por un muy flojo Guisao. La Academia intentó con más desesperación que fútbol, hasta que llegó la mano de Rodriguez para que Espinoza pite penal. El Licha se lo dejó a Bou (¿tal vez por los rumores de su nuevo enojo con la dirigencia?), y la Pantera se encontró con un Champagne ya consolidado como la figura de la cancha.

La entrada luego de Lautaro Martínez (Espinoza no le cobró un penal que le cometió Villanueva) puso más gente en ataque, pero la falta de claridad se oscureció del todo cuando, faltando siete minutos, Pizzini una vez se puso en el rol de asistente y tras una pared dejó a Blanco para que selle el partido.

Olimpo obtuvo tres puntos claves en su lucha por no descender. Racing dejó su invicto de local y sigue sin rumbo. Aquella goleada ante el rojo parece empezar a quedar en el olvido. Veremos que depara el futuro, que por lo pronto parece que tendrá nuevas caras. Esperemos que no sea el cierre de un ciclo que nos dio tantas sonrisas.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/12/racingolimpo2.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/12/racingolimpo2-300x300.jpgSergio ViscigliaDestacadosNoticiasPrimera divisionOlimpo (BB),Racing Club
Con muy poco, Olimpo le quitó a Racing un invicto de 28 partidos de local en un partido que pudo ser la despedida para muchos jugadores de la Academia. A Bou le atajaron un penal y aquel baile al rojo ya parece haber quedado muy lejano. Que Bou, que Romero,...