Hace casi medio siglo, Racing conquistaba América de la mano de Juan José Pizutti, el más grande ídolo de la historia, que hizo de un conjunto de hombres un equipo casi invencible.
1F9
Racing venía muy mal y Juan José Pizutti tomó el fierro caliente, la Academia estaba última en el campeonato. Pero Tito puso todo en su lugar y del último puesto, logró que saliéramos campeones y ese fue el trampolín para que fuéramos a la conquista de América.

Luego de mucho batallar, llegó la ansiada final ante Nacional de Montevideo. El 15 de agosto, fue el partido de ida en el Cilindro, fue 0-0. El 25 de agosto, fue la revancha en el Centenario, con el mismo resultado.

Entonces, se disputó el partido definitivo en Santiago de Chile, Racing vencería al conjunto uruguayo con los goles de Joao Cardozo y Norberto Raffo y el descuento de Víctor Espárrago.

Racing se quedaría con la Copa Libertadores y sería un paso más hacia más gloria, todavía faltaría la Copa del Mundo.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/08/1F9.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/08/1F9-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosHitos HistóricosChango Cárdenas,Coco Basile,Copa Libertadores,Juan José Pizzutti,Racing Club
Hace casi medio siglo, Racing conquistaba América de la mano de Juan José Pizutti, el más grande ídolo de la historia, que hizo de un conjunto de hombres un equipo casi invencible. Racing venía muy mal y Juan José Pizutti tomó el fierro caliente, la Academia estaba última en el...