¡QUE TE VAN A HABLAR DE AMOR!

Es el minuto 22. La ovación, el aplauso, las lágrimas y la emoción, se confunden en un solo grito multitudinario. Ya no importa el partido. El rival es una excusa. Un invitado de honor a la última de tus fiestas. Hoy todo es alegría y nostalgia. La tristeza de tu adiós comenzará mañana. Contenida en el recuerdo de un ayer que será historia.
131086940632580617
Surgiste en la malaria y nos sacaste del letargo. 35 años de espera. De amarguras. De sufrimientos. De amores no correspondidos. Y allí estabas vos, que decidiste quedarte en las malas para pelear por las buenas. Que tuviste fe en los colores cuando todo era desesperanza. Que dividiste a tu familia por amor a la camiseta. Que fuiste héroe de una gesta inolvidable. De un grito de corazón que estremeció al país en medio del incendio.

Una vez cumplido el sueño tus goles fueron bandera. Fuiste grande entre los grandes. Arrodillaste a los gigantes y venciste a los poderosos. Genoa, Zaragoza e Inter. Copas, copas y más copas. Sin olvidar el origen. El que forjó tu espíritu. El que te preparó para afrontar la adversidad. El que llenó de temple tu carácter y pintó tu corazón celeste y blanco.

Con la gloria en el bolsillo decidiste que ya era hora. Palpitaron los corazones al compás de tu sentencia. Las maletas llenas de ilusión. La cabeza desbordante de experiencia. El espíritu guerrero exacerbado. Las ansias de volver a tu morada. El grito nuevamente postergado. Otros doce años sin noticias. Otra década perdida. Más angustia y desazón esperando por tu nombre.

Y te volviste al ‘Cilindro’ a reclamar lo que era tuyo. El 22 en la espalda, la estampa de ídolo humilde, la sapiencia de un hombre de mundo y ese grito sagrado. Ese que aflora de tu boca y resuena en la garganta de un pueblo ilusionado. Goles son amores y hay amores que hacen historia. Otra vuelta. Otra estrella en este cielo. Otra vez Racing. Otra vez vos. El príncipe de las mareas sobre una ola de gloria.

Tu último festejo. El brillo de tus ojos. El legado en el ‘Licha’. Los recuerdos todos juntos. El minuto 22. El rugido de tu pueblo. El adiós que le escapa al olvido porque la historia ya está escrita. Escrita con la tinta de la pasión y el sentimiento. Escrita en el nuevo cartel de la vieja calle Italia. Escrita con la boca abierta, los puños cerrados y el delirio incontrolable. Con el grito de gol que se hace millones de gritos. Que resuena en cada rincón del país. Que late en cada corazón racinguista. Porque los goles son amores y a vos… a vos Diego Milito… a vos… ¡¡¡que te van a hablar de amor!!!!

 

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/05/131086940632580617.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/05/131086940632580617-300x300.jpgRicardo MaríngoloCultura AcadémicaDestacadosAcademia de Emociones,Diego Milito,Radio Punto Cero
¡QUE TE VAN A HABLAR DE AMOR! Es el minuto 22. La ovación, el aplauso, las lágrimas y la emoción, se confunden en un solo grito multitudinario. Ya no importa el partido. El rival es una excusa. Un invitado de honor a la última de tus fiestas. Hoy todo es...