La Academia perdió ante Defensa y Justicia en un partido, en el que además del resultado adverso, se dejó una imágen preocupante de cara al futuro. El Halcón venció 2-1, el gol de Racing fue conseguido por Gustavo Bou que ingresó en el segundo tiempo.
imagenes-Defensa-Racing_OLEIMA20160513_0245_28
Racing presentó el regreso de Saja, la ausencia de Vittor y su lugar ocupado por Cabral y el ingreso de Ricardo Noir por Óscar Romero. Eso le daba a priori, velocidad en ataque, pero carecería del fútbol que suele darle el paraguayo, más allá de sus flojas últimas presentaciones.

El PT fue una lágrima, mal jugado por ambos equipos, algo raro, ya que el conjunto de Ariel Holan, suele hacer grandes partidos, y Racing, más allá de sus altibajos suele ser un equipo propenso al ataque. El único tiro al arco de esa primera mitad, fue al comienzo del partido, por medio de Tomás Martínez, que fue bien contenido por Saja.

El ST fue algo mejor, pero para mal de Racing, el ST mejoró porque Defensa y Justicia creció y se llevó una victoria justa. Fue más que la Academia, que tuvo un partido malo. No contó con Licha López, que estuvo desaparecido, Milito que hace lo que puede y Noir que corrió mal la cancha y se fue en el entretiempo.

Tomás Martínez se empezó a hacer cargo del juego del Halcón, se juntó más y mejor con Isnaldo y le daban chances a Bordagaray para anotar. Pero fue Martínez a los 11′ quién con un zurdazo perfecto, la clava en el ángulo de Saja que se estira, pero no llegaría.

Racing seguía sin aparecer y a los 25′, Martínez fue protagonista nuevamente al recibir dos faltas en el área por medio de Aued y Grimi que Bordagaray cambió por gol, haciendo otra vez estéril, la estirada del Chino Saja. El partido se ponía 2-0 para el local y muy cuesta arriba para la Academia.

Sava se la jugó y mandó a la cancha a Bou en lugar de Yonathan Cabral, ue un buen cambió porque Racing comenzó a tener presencia en ataque, lástima que el Colorado otra vez tardó en realizar éste cambio. A los 33′ la Pantera, definió por arriba del Arias y le dio esperanzas a la Academia para lograr el empate.

La Academia no terminó consiguiendo el empate, pero pudo haberlo conseguido, ya que en la última jugada, Laverni optó por hacerse el tonto y no cobrar un penal por una mano. Quizás no hubo intención del jugador local de tocar la pelota con la mano, pero el remate de Milito iba claramente al arco, eso se llama «opción manifiesta de gol», no importa si hubo o no intención de tocarla.

Milito terminó su penúltimo partido con una amarilla y muy caliente con el árbitro, Saja tuvo que calmarlo porque cuándo Laverni pitó el final, se le fue la humo y corría serio riesgo de perderse su despedida.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/05/imagenes-Defensa-Racing_OLEIMA20160513_0245_28.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/05/imagenes-Defensa-Racing_OLEIMA20160513_0245_28-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosNoticiasPrimera divisionDefensa y Justicia,Racing Club
La Academia perdió ante Defensa y Justicia en un partido, en el que además del resultado adverso, se dejó una imágen preocupante de cara al futuro. El Halcón venció 2-1, el gol de Racing fue conseguido por Gustavo Bou que ingresó en el segundo tiempo. Racing presentó el regreso de...