El partido de ida de los octavos de final encontró a Racing más cerca del triunfo pero no pudo doblegar a un rival que también tuvo sus chances. El juez Quintana le anuló mal un gol a Grimi y la semana que viene habrá que ir a buscar la clasificación a tierras brasileñas.

aued

La audacia y el descuido que parecían simbolizar a Sava parecen quedar solo para partidos contra equipos chicos del torneo local o de primera ronda de Libertadores. El conservador 4-4-1-1 que presentó el DT en el El Cilindro dejó en evidencia que ante paradas importantes no hay posibles seis goles que valgan. De local La Academia propuso cuidar el arco y luego marcó el ritmo del partido con llegadas livianas que cada tanto generaban peligrosidad.

Si bien la iniciativa fue marcada por el local, la escasa potencia ofensiva no era suficiente ante un Mineiro que cada vez se sentía más cómodo de la mano de los contragolpes a cargo de Robinho y Prato. De todas formas, de arranque nomás Romero avisó desde lejos y Nico Sánchez tuvo su oportunidad, hasta que a los 11 minutos, Grimi encontró un cabezazo de Vittor y marcó un gol lícito que fue anulado por supuesto offside.

Un disparo de Pratto y un cabezazo de Urso fue lo único peligroso del equipo brasileño que de todas formas insinuaba a pesar de que el control y la iniciativa constante era de Racing, con una buena actuación de la dupla de volantes centrales Videla y Aued, que comandaron el mediocampo mientras Romero aparecía de a ratos para mostrar destellos de buen fútbol. El partido de todas formas era muy trabado por las constantes infracciones que cobraba el juez paraguayo, muchas veces con cierto exceso de rigurosidad y falta de criterio.

En el complemento el paraguayo y Grimi avisaron de entradas, hasta llegar a un primer cuarto de hora que se volvió de ida y vuelta con llegadas de López por un lado y de Pratto por el otro luego de la habilitación de contra de Robinho.

La entrada de Roger dio más vértigo pero poco a poco se fue desdibujando. Saja y Victor respondieron bien, especialmente este último que fue el que tuvo más trabajo. La más clara del lado argentino fue un tiro de López que estrelló el travesaño y una llegada de Urso gracias a otra gran habilitación de Robinho que tapó el arquero académico.

Con el correr de los minutos las llegadas de Racing empezaron a perder peso y el Mineiro se encontró con un resultado más que cómodo. El arco académico quedó en cero por segundo partido consecutivo pero lamentablemente el arco contrario también. El golpe a golpe parece quedar en el pasado y seguramente tampoco aparecerá en Brasil. Y la pregunta empieza a reflotar en los hinchas: ¿qué propuesta de juego le cae mejor a este Racing?

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/04/aued.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/04/aued-300x300.jpgSergio ViscigliaDestacadosNoticiasPrimera divisionAtlético Mineiro,Copa Libertadores,Racing Club
El partido de ida de los octavos de final encontró a Racing más cerca del triunfo pero no pudo doblegar a un rival que también tuvo sus chances. El juez Quintana le anuló mal un gol a Grimi y la semana que viene habrá que ir a buscar la...