La Academia se trajo un empate importantísimo para las aspiraciones de conseguir pasar de ronda. Deportivo Cali lo tuvo contra las cuerdas, pero supimos asimilar el golpe y sacar adelante el partido llevándonos un 2-2 de tierras caleñas.
0001523680
Fue un tiempo para cada uno, el primero fue ampliamente ganado por el conjunto colombiano que no dio dos mazazos, que bien podrían haber sido definitorios. Pero tuvieron tres chances claras que Saja desbarató con maestría y que nos metió en partido de nuevo.

Deportivo Cali lucía más práctico que Racing, que era el que tenía la pelota, pero el conjunto del Pecoso Castro, llegaba con poco toques y con más peligro a las huestes de Saja. La parte central de la defensa (Sánchez y Vittor), no tuvieron una buena noche, eran bailados por Preciado y Santos Borré. Tampoco tuvieron aliados confiables en Cerro y Aued, que lamentablemente, en el PT, no pararon a nadie.

A los 9′, Pillúd intenta salir con un pase alto y la pelota da en la mano de Andrés Roa, que logra tocar para Preciado que se la lleva hasta la raya de fondo, toca al medio y Roa, le pega mordido y eso descoloca a Saja que no atina a hacer nada.

Saja comenzaba a convertirse en figura, porque sus defensores eran meros espectadores de las jugadas que el Deportivo Cali realizaba. A los 33′ Preciado y Sambueza arman una pared que rompe la defensa y es el argentino que entra al área apareado por Aued, pero define con un puntinazo que evita la reacción del Chino Saja.

Parecía que solo deberíamos resignarnos a que no nos hagan más goles, incluso Saja tuvo un tiro libre con su respectivo rebote, atajados milagrosamente y un mano a mano con Preciado a quemarropas y el Chino ridiculizó al delantero tapando una pelota increíble. Esas tres salvadas nos metieron en partido.

Racing estaba groggy y los cambios que se imaginaban eran muchos, pero Sava decidió poner el mismo equipo para la segunda mitad y en parte no se equivocó.
cali.racing-na
Los primeros minutos, parecieron no darle la razón, porque el local fue una tromba, Saja tuvo que vestirse de héroe nuevamente en varias jugadas clave.

Pero parece que eso fue un click para el equipo, Sava mandó a la cancha a Bou por Milito, que no había realizado un mal partido y eso fue el toque que necesitaba Racing para confirmar la levantada. Cali ya no atacó más y todo fue de Racing, comenzó a cerrar sus líneas, Aued y Cerro eran otros, ya no les era fácil a los hombres colombianos pasarlos, Romero y De Paul, comenzaron a tener injerencia en la creación de juego y tanto Licha, como la Pantera era una preocupación constante para la defensa caleña.

Y a los 15′, Bou manda un buen centro al punto penal, el arquero Hernández salió mal a cortarlo y la pelota le queda boyando a Grimi que le da con el arco libre. Ahí se confirmó que si Deportivo Cali lo ganaba era de milagro.

A los 26′ Romero tiene la chance de marcar, pero manda un centro atrás para la llegada limpia de Licha López que cabecea y todos estallamos al ver como la pelota ingresaba al arco rival.

Hubo tiempo para un par de jugadas claras para marcar, pero no pudimos. Racing dejó una muy buena imagen en el Monumental Palmaseca. La nota mala, además del flojo rendimiento del PT, fue la expulsión de Cerro, que reclamó vivamente una falta clarísima a Romero que el árbitro obvió. En el conjunto de Cali se fue expulsado Lozano.

En conclusión, Racing se trae de Colombia un empate con sabor a victoria que lo deja en la primera colocación del grupo 3.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/03/0001523680.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/03/0001523680-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosNoticiasPrimera divisionCopa Libertadores,Dep. Cali,Racing Club
La Academia se trajo un empate importantísimo para las aspiraciones de conseguir pasar de ronda. Deportivo Cali lo tuvo contra las cuerdas, pero supimos asimilar el golpe y sacar adelante el partido llevándonos un 2-2 de tierras caleñas. Fue un tiempo para cada uno, el primero fue ampliamente ganado por...