Nacido el 6 de marzo de 1893 en Lanús, el Gordo, llegó a Racing en 1909, para jugar en lo que ahora se llaman Inferiores, para dar el salto a la Primera y convertirse en una pieza importante del Racing Club multi campeón de la era Amateur.
marcovecchio
Si uno lo veía por la calle, no se imaginaba que Alejandro Marcovecchio, era un temible goleador, muy oportuno y hábil. Era un tipo más bien corpulento, tirando a gordo y no muy alto. Su juego, dentro de un estadio era magnifico, para trazar un paralelismo con un jugador, podríamos decir que era parecido a lo que se ve de Gustavo Bou.

El Gordo fue un verdadero ídolo de la gente de Racing, porque además de los muchos goles, obtuvo 20 títulos de Primera División. Se tuvo que retirar prematuramente en 1922, por una fractura. Luego se desempeñó en distintas ocupaciones en Comisiones Directivas, hasta su muerte en 1958 a los 64 años.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/03/marcovecchio.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/03/marcovecchio.jpgRicardo MaríngoloDestacadosIdolos AlbicelestesNoticiasAlejandro Marcovecchio,Racing Club
Nacido el 6 de marzo de 1893 en Lanús, el Gordo, llegó a Racing en 1909, para jugar en lo que ahora se llaman Inferiores, para dar el salto a la Primera y convertirse en una pieza importante del Racing Club multi campeón de la era Amateur. Si uno lo...