Idas y vueltas en pocas horas para que la historia siga igual. O no tanto. Racing rechazó la oferta del Beijing Guoan de China y Bou se queda en Avellaneda. Sin embargo, el delantero explotó y mostró su descontento con la dirigencia.

bou

El fútbol chino y sus infinitos millones vinieron a la carga por Gustavo Bou, luego de que se cayera el pase del delantero brasilero Ricardo Oliveira del Santos. Jugosa por donde se la mire, la oferta de 8 millones no llegaba a los 10 de la cláusula de rescisión, por lo que Victor Blanco desestimó la propuesta y ya no hubo novedades a las 12 del mediodía de hoy (hora argentina), momento en el que cerró el libro de pases del mercado chino.

El alivio de todos los hinchas de Racing se hizo notar rápidamente, pero no todo fue alegría ya que inmediatamente el atacante disparó en una nota radial:  «Con la dirigencia no hay vuelta atrás, se acabó. Me duele mucho que Blanco me haya faltado a la palabra. Esto es un antes y un después con el club». El enfado se hizo notar y las palabras continuaron su curso: «Estoy  triste porque el presidente tuvo un pacto conmigo y no lo cumplió», sentenció al tiempo que aclaró que no le mejoraron el contrato como había trascendido tiempo atrás luego del desplante del inicio de la pretemporada. Para cerrar, se dirigió al hincha y aclaró: «Seguiré dando lo mejor a Racing, que la gente sepa la verdad, me quedo y con el mismo contrato. Estoy dolido, pero me voy a seguir recuperando, para dejar todo en la cancha».

La novela Bou sumó un nuevo capítulo más, que parece ser uno de los últimos dentro de la carrera del delantero en el Racing Club de Avellaneda.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/02/bou-1.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/02/bou-1-300x300.jpgSergio ViscigliaDestacadosNoticiasPrimera divisionGustavo Bou,Victor Blanco
Idas y vueltas en pocas horas para que la historia siga igual. O no tanto. Racing rechazó la oferta del Beijing Guoan de China y Bou se queda en Avellaneda. Sin embargo, el delantero explotó y mostró su descontento con la dirigencia. El fútbol chino y sus infinitos millones vinieron...