Cuándo parecía que el partido terminaría empatado, llegó el gol del Rojo, y cuándo parecía que que Independiente se iba triunfador, apareció Licha con un golazo de otro partido.
Tremenda-Licha-Lopez-empatar-partido_OLEIMA20160221_0188_29
Ambos equipos jugaron a no perder, se podría decir que algo temerosos, ambos llegaban con sendas derrotas, Racing con goleada incluida y no podía permitirse otra derrota, porque sino quedaría demasiado lejos en el campeonato.

Facundo Sava apostó a los titulares, con un esquema 4-1-4-1 con el ingreso de Gastón Díaz para tener algo más resguardado el arco y que Pillúd gane en seguridad. El único delantero fue Diego Milito, que jugó sólo por la chapa, porque por más que lo amemos, reconocemos que el Principe no está para jugar sólo arriba.

El Colorado quería que Racing tenga la posesión de la pelota para que la compañía a Milito llegara por las puntas y con pelota dominada. Pero en el PT, eso jamás ocurrió, el equipo se dedicó a defenderse, muy cerca de su área y tratar de llegar al entretiempo con el 0 en su valla.

El único que traía peligro hacia el arco, era como siempre, Martín Benítez, pero ésta vez no tenía el acompañamiento de Jesús Méndez y mucho menos de Leandro Fernández. Por eso, el primer tiempo fue bastante aburrido y sin situaciones en los arcos.

A los 5′ del ST, Sava sacó a Milito para que ingrese Lisandro López, que tuvo algunas buenas intervenciones, pero no fue lo que esperaba el entrenador. Por eso al toque mandó también a la cancha a Rodrigo De Paul por Gastón Díaz, para que se junte con Romero. Lo cuál no ocurrió siempre, pero cuándo se los vio tocar crearon peligro a la floja defensa roja.

En ese segundo tiempo, se notó que Racing estaba más compenetrado para buscar la victoria, si bien quedaban mano a mano en defensa, la tenían un poco más arriba y Aued, Romero y De Paul y Cerro, la tenían mucho en el medio. Así transcurría el ST, con Independiente saliendo rápido, pero obnubilándose al llegar al área y a Racing tocando y esperando llegar con pelota dominada o habilitar a Licha.
0014296873
Racing tuvo dos muy buenas chances de abrir el marcador, fueron con dos remates desde afuera del área, uno de Aued y otro de Gastón Díaz que fueron muy bien resueltos por el Ruso Rodríguez.

A los 40′, cuándo parecía que el partido moría en un 0-0, Emiliano Rigoni rescata un mal cambio de frente de Racing y sólo encara a Grimi que quedó mal parado, Leandro Fernández recibe la habilitación de Rigoni y remata fuerta al medio del arco, dejando sin reacción al Chino Saja.

Racing tuvo un aliado de lujo en los hinchas del Rojo, que hicieron demorar el partido por las bengalas que encendieron. Eso hizo que ingresara Roger Martínez por Pillúd, que nos paráramos más adelante y por sobre todas las cosas que enfriemos la cabeza y se nos pase la calentura por el gol.
0014296753
Y a los 45′, De Paul tiene la pelota en el borde del área, casi la pierde, pero alcanza a tocar con la punta del botín para la llegada de Romero, que mete un centro bárbaro que cae al corazón del área y Licha López, con una tranquilidad enorme, practica una chilena que se clava en el segundo palo de Rodríguez, que lo único que atinó a hacer fue levantar la mano para pedir una jugada peligrosa inexistente.

Si bien sólo sumamos un punto y aún seguimos lejos, es un empate en territorio hostil, un empate que nos rehabilita de la goleada sufrida el miércoles y que nos hace llegar mejor pisados al debut de la Copa ante Bolívar y al clásico del domingo ante Boca.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/02/Tremenda-Licha-Lopez-empatar-partido_OLEIMA20160221_0188_29.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/02/Tremenda-Licha-Lopez-empatar-partido_OLEIMA20160221_0188_29-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosNoticiasPrimera divisionIndependiente,Racing Club
Cuándo parecía que el partido terminaría empatado, llegó el gol del Rojo, y cuándo parecía que que Independiente se iba triunfador, apareció Licha con un golazo de otro partido. Ambos equipos jugaron a no perder, se podría decir que algo temerosos, ambos llegaban con sendas derrotas, Racing con goleada incluida...