Luego de la derrota en el debut ante Estudiantes, la Academia acusó recibo, puso titulares y venció claramente a Boca por 4-2 dejando una mejor imágen y permitiéndole a Sava que saque más conclusiones de cara al partido ante Puebla.
festejo
Los primero 16′ de Racing fueron soñados, con un gran juego, buena presión y dos goles de ventaja. Todo lo que Facundo Sava quiere imprimirle al equipo, se vio en esos primeros minutos. Luego, Boca, fue tomándole la mano al partido y mejoró un poco, pero Racing nunca se dejó dominar.

A los 5′, Marcos Acuña cobra un tiro libre, Racing realiza una jugada preparada, dejando a Luciano Aued en offside y cuándo partió el cobro del Huevo, retrocedió e hizo una cortina a Alexis Rolín, quedando Nicolás Sánchez sólo que se la bajó a Diego Milito que la para y define abajo para el 1-0.

A los 12′ Acuña aprovecha un error más de los centrales de Boca, Leandro Magallán deja pasar la pelota y el Huevo sin pensar, se la pica a Guillermo Sara que no tuvo ninguna reacción.

El Xeneize se paró mejor en el campo, Racing ya no tenía ni a Leandro Grimi ni a Luciano Lollo, ambos lesionados, y fue creando algo de peligro, sin llegar a convertir en figura a Nelson Ibáñez, que sin embargo, tapó algunas, como un tiro libre de Nicolás Colazzo en el final.

El ST arrancó con un Racing parado firme en el medio, con Federico Vismara siendo el termómetro del partido, Boca se volvía impotente y el partido transcurría tranquilo para los de Sava. Hasta que Germán Delfino comenzó a inclinar la cancha, amonestando a medio equipo de Racing, cobrando faltas inexistentes cerca del área de Ibáñez y cortando mucho el juego.

A los 21′ ve un penal el sólo, un supuesto agarrón de Gastón Campi a Rolín. El encargado de patear fue Andrés Chávez, pero Ibáñez continuó con su sana costumbre de ataja penales y lo detuvo, pero el rebote le cayó servida a la cabeza del delantero que logra descontar.

Boca tuvo un tramo en que fue una tromba. A los 24′, la defensa quedó enganchada y nuevamente Chávez define ante la salida tardía de Ibáñez y logra empatar el partido.

Delfino conciente de los errores cometidos, en especial el penal, vio otro penal, pero ésta vez a favor de Racing, un agarrón de Magallán a Campi, otro invento del referí. A los 28′ Gustavo Bou toma la responsabilidad y se la pica magistralmente a Sara.

A los 32′, Bou arma una jugada de ensueño, con dos caños incluidos y al llegar al área, Magallán, en su peor noche como jugador, le cruza el brazo a la Pantera y nuevo penal. Bou de nuevo patea y ésta vez cruza el remate abajo, para el 4-2 final.

A partir de allí Boca fue borrado, Rolín fue expulsado por una patada sin pelota a Washington Camacho y la Academia dominó a voluntad perdiéndose el quinto gol una y otra vez.

Buen partido del equipo, quizás haya que corregir algunos movimientos defensivos para no quedar tan mano a mano casi siempre. Sava quedó muy contento y seguro que éste equipo, con algún retoque de nombres será el que juegue en México el partido ante Puebla.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/01/festejo-1024x576.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2016/01/festejo-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosNoticiasPrimera divisionBoca Jrs.,Racing Club
Luego de la derrota en el debut ante Estudiantes, la Academia acusó recibo, puso titulares y venció claramente a Boca por 4-2 dejando una mejor imágen y permitiéndole a Sava que saque más conclusiones de cara al partido ante Puebla. Los primero 16' de Racing fueron soñados, con un gran...