Fue un verdadero camino de espinas el título del 2014, porque veníamos de una campaña penosa y un arranque que no era el esperado. Pero poco a poco, el cuerpo técnico y los jugadores pusieron todo en su lugar y con un tramo final demoledor, se pudo festejar el tan ansiado título.
0011967578
El ciclo de Mostaza Merlo se terminaba de forma estrepitosa, dejando a Racing en la última posición. Victor Blanco tenía la dura tarea de conseguirle sustituto para enderezar el barco y hacer una campaña, por lo menos, decorosa. Para tal fin, quedaron en la final: Marcelo Gallardo, Rodolfo Arruabarrena y Diego Cocca.

Luego de idas y vueltas, el ex DT de Defensa y Justicia se quedó con el puesto. Un técnico jóven, sin experiencia en equipos grandes y que además tenía que lidiar con un vestuario partido. Pero desde Europa llegaba un salvador para ayudarlo en tal fin: Diego Milito.

Luego de un comienzo irregular, la famosa declaración antes del clásico ante Independiente, las banderas en el partido ante Lanús y la eliminación de la Copa Argentina a manos de Argentinos y luego de jugar horrible, hacían suponer que el ciclo de Cocca estaba finalizado.

Pero hubo una charla puertas adentro, se sinceraron todos, por primera vez se dijeron todo lo que se tenían que decir y se juramentaron sacar adelante al equipo y salir campeones. Arrancaron con un empate 1-1 con Newell’s de local y desde allí no pararon.

A final de año, Racing se consagró campeón por 17ª en su historia, volvía a disputar una copa Libertadores y la reconstrucción del ahora Racing Positivo estaba en marcha…

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/12/0011967578.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/12/0011967578-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosHitos HistóricosDiego Cocca,Diego Milito,Racing Club,Victor Blanco
Fue un verdadero camino de espinas el título del 2014, porque veníamos de una campaña penosa y un arranque que no era el esperado. Pero poco a poco, el cuerpo técnico y los jugadores pusieron todo en su lugar y con un tramo final demoledor, se pudo festejar el...