En su despedida como DT de Racing, Diego Cocca le pifió en el planteo y si bien se terminó consiguiendo el objetivo de clasificar a la Copa Libertadores, el equipo dejó una imágen pésima y terminó perdiendo su invicto de local ante Independiente por 2-1 y el Rojo terminó jugando con 9 hombres.
0013887483
En el mano a mano entre los técnicos, sin dudas, hoy Mauricio Pellegrino fue más que Cocca, que paró al equipo demasiado atrás, sin conexión entre los mediocampistas y los delanteros y bastante endeble a la hora de defender. Hubo muchos puntos bajos salvo Gustavo Bou, Marcos Acuña y el primer tiempo de Sebastián Saja.

En ese PT, el Rojo maniató a la Academia, tuvo las mejores chances y debió irse arriba en el marcador, de no ser por la gran tarea de Saja que tapó varias jugadas que pudieron terminar adentro del arco. Racing uvo una sola oportunidad de abrir el marcador a través de una jugada que se armó Bou, ganándole en velocidad a Víctor Cuesta y rematando ante Diego Rodríguez que contiene en dos tiempos.

En el ST, el dominio de Independiente se hizo más fuerte, porque además, Racing entró a jugar muy nervioso y más atrasado que en el PT. El visitante se agrandó y parecía que quebraba la resistencia de Luciano Lollo y Nico Sánchez, que sacaban todo.

Los de Pellegrino atacaban con mucha gente, pero Racing jamás pudo aprovechar los espacio que dejaban atrás, pero si se juega con Diego Milito en una pierna y Bou sólo contra el mundo es difícil que se pueda llegar al gol.

Las cosas comenzaron a cambiar para Independiente con el ingreso de Cristian Rodríguez que se hizo cargo de los ataques con gran categoría. Y fue el Cebolla quién a los 21′ con un tiro libre al palo de Saja marca el gol de la victoria parcial. Si bien hubo merito del uruguayo, el Chino se comió el gol porque la pelota, si bien muy fuerte, fue a su palo.

Pero le duró poco la alegría al Rojo, porque a los 25′ Acuña cobra un tiro libre perfecto para la llegada de Lollo, que le gana el salto a Cuesta en el punto penal y marca el empate, el gol de la clasificación.
0013887662
Y en 4 minutos, Independiente se desnaturalizó, porque a los 36′ se quedó sin Jesús Méndez, mal expulsado, si bien arroja un golpe, no llegó a ser un codazo descalificador cómo vendió Acuña. Y a los 40′ Jorge Ortíz se le dio un golpe a Luciano Aued, ésta vez acierta Patricio Loustau.

Sin embargo, el Rojo metió enjundia y llegó a la victoria con 9 hombres y con un gol de Juan Lucero, que remata ante un Saja que otra vez ofrece una floja resistencia y a los 45′ logra el 2-1 final, que no le termina alcanzando, pero que lo dejó mucho mejor parado que a Racing. Incluso, en la última jugada del partido, la pelota le queda a Cuesta, mano a mano con Saja, pero la volea del defensor se va por encima del travesaño.
0013888104
Más allá de la derrota, la 3º del año en el Cilindro (Rosario Central, Sporting Cristal e Independiente), se termina consiguiendo el objetivo de jugar la Copa Libertadores por 2º años consecutivo, hecho que no se conseguía desde 1967/68.

No fue la mejor despedida para Cocca, que sin embargo, se llevó la ovación que se merecía, se va con buenos resultados a cuestas, buena imágen y una efectividad muy alta, seguramente, fue un hasta luego.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/12/0013887483-1024x576.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/12/0013887483-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosNoticiasPrimera divisionCopa Libertadores,Independiente,Racing Club
En su despedida como DT de Racing, Diego Cocca le pifió en el planteo y si bien se terminó consiguiendo el objetivo de clasificar a la Copa Libertadores, el equipo dejó una imágen pésima y terminó perdiendo su invicto de local ante Independiente por 2-1 y el Rojo terminó...