Racing venció a Estudiantes en la semifinal de la Liguilla Pre Libertadores y jugará la final ante Independiente. Fue un partido intenso, que siempre nos tuvo como protagonistas y justos ganadores. Néstor Pitana dio la nota al expulsar a Diego Milito (mal expulsado) en su partido 200.
0013794273
Arrancó intenso el partido, antes del minuto, Francisco Cerro fue amonestado por una falta que sólo vio Pitana y a los 5′ fue amonestado el mediocampista central de Estudiantes Leonardo Gil. Todo hacía pensar que nos remontaríamos a los viejos duelos coperos de las décadas del 60 y 70 entre Racing y Estudiantes.

La Academia parecía más compacto y como sabiendo mejor el libreto que les dio Diego Cocca, en cambio, Estudiantes, no sabía si salir a apretar a Racing o quedarse y esperar una contra y en eso, Gabriel Milito se ponía más y más nervioso por lo bajo que jugaba su equipo.

A los 21′ Marcos Acuña, arrancó desde la izquierda, se llevó a la rastra a Gil y cuándo estuvo de frente al arco le pegó fuerte y la clavó del ángulo de Hilario Navarro, golazo para encaminar el rumbo hacia la Copa Libertadores.

A esa altura, Racing era amplio dominador, ganaba el mediocampo y reducía a la mínima expresión todo lo bueno que mostró el Pincha en partidos anteriores. La Academia se tendría que haber ido al descanso con algún gol más de ventaja.

Racing comenzó el ST marcando un dominio, no tan abrumador, pero controlando el partido a su merced. Para colmo, en 3 minutos, a Estudiantes se le vino todo en contra: se fue expulsado Leonardo Jara por una plancha descalificadora contra Acuña y a los 15′ Luciano Lollo convierte de cabeza el 2-0, con una hermosa palomita tras gran jugada individual del Huevo Acuña.

El visitante comenzó a ganar metros porque Racing se lo permitió retrasándose en el campo y a los 22, vaya paradoja, Pitana quiso ser el protagonista de la noche y mal expulsó a Milito, cuándo el Principe perdió una pelota al bode del área, cometió falta, pero no era ni para amarilla, una verguenza.
0013794040
Más allá de que se nos venían encima, Racing resistía bien parado en el fondo. Pero, faltaba esa cuota de sufrimiento que siempre tenemos y a los 36′ Diego Mendoza empujó la pelota al fondo del arco, luego de una gran respuesta de Sebastián Saja ante un cabezazo a quemarropa de Carlos Auzqui.

Cuándo se jugaba el último minuto de los 4 que dio Pitana, el juez se quiso hacer nuevamente el dueño del espectáculo y cuándo Saja se preparaba para sacar de meta, agregó 1 minuto más justificándose en que el arquero estaba haciendo tiempo. Pero le salió mal el chiste, porque en ese minuto Racing tuvo dos claras para marcar.

Finalmente nos quedamos con el partido, terminó siendo trabajoso, pero si se analiza todo el partido se notará una supremacía justificada de Racing. Ahora deberemos disputar la final ante Independiente, serán dos partidos y se define en el Cilindro.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/11/0013794273-1024x576.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/11/0013794273-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosNoticiasPrimera divisionCopa Libertadores,Estudiantes LP,Racing Club
Racing venció a Estudiantes en la semifinal de la Liguilla Pre Libertadores y jugará la final ante Independiente. Fue un partido intenso, que siempre nos tuvo como protagonistas y justos ganadores. Néstor Pitana dio la nota al expulsar a Diego Milito (mal expulsado) en su partido 200. Arrancó intenso el...