Ricardo Noir tuvo un clásico para el olvido como casi todo el equipo, pero particularmente, además del flojo rendimiento personal, tuvo una actitud desmedida al ser reemplazado por Diego Cocca.
5595b07737703_565_319!
«Sé que me equivoqué y pido disculpas pero hay que medir todo lo que sucede en las canchas con la misma vara. Comprendo el contexto de violencia del que tanto se habla, pero no entiendo por qué uno se tiene que bancar que lo puteen durante todo un partido como si eso fuera parte del folklore», dijo un Tito Noir con mucha razón.

Luego contó una fea situación que su familia vivió en un estadio, «A mí me pasó que en un estadio pusieron una bandera cargándome sobre mi supuesta homosexualidad. Y mi familia se lo tuvo que bancar. ¿Y eso es folklore? Si eso es, como muchos dicen, no estoy para nada de acuerdo» y continuó «no es lindo ir a buscar a tu nene al jardín y que todos te miren por las cosas que escucharon sobre vos. Frente a eso, que es muy serio, nadie dijo nada. En cambio, sobre lo que hice, que admito que estuve mal, todos se escandalizan como si yo fuera un delincuente».

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/09/5595b07737703_565_319.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/09/5595b07737703_565_319-300x300.jpgRicardo MaríngoloDestacadosNoticiasPrimera divisionRacing Club,Ricardo Noir
Ricardo Noir tuvo un clásico para el olvido como casi todo el equipo, pero particularmente, además del flojo rendimiento personal, tuvo una actitud desmedida al ser reemplazado por Diego Cocca. 'Sé que me equivoqué y pido disculpas pero hay que medir todo lo que sucede en las canchas con la...