No fue la noche soñada para Racing, porque al final del día esperaba estar clasificado a octavos de final, pero con la derrota por 2-0 sufrida en Paraguay ante Guaraní, habrá que esperar al último partido ante Táchira para confirmar dicha clasificación.
blog
Diego Cocca no planteó el partido tan ofensivo más allá de poner a Facundo Castillón cómo mediocampista derecho para acompañar a Diego Milito y Gustavo Bou. Racing dominó al conjunto paraguayo en casi todo el partido, sin ser un dominador constante, pero se notaba que el que llevaba las riendas era el visitante.

El primer tiempo fue bastante aburrido, con 10′ en los que Guaraní quiso hacerse amo y señor, tratando de maniatar a Racing, hasta que Ezequiel Videla empezó a ganar el medio y fue a partir de allí en que Racing comenzó con su dominio.

Ese PT se fue sin jugadas de riesgos en los arcos, pero con un marcado estilo de la Academia en buscar salir por abajo, no tirar pelotazos e intentar ganar la derecha con Castillón e Iván Pillúd.

Nada cambió en el ST, sólo que Racing parecía más punzante y si bien el gol parecía una utopía, si había uno tendría que haber sido de la Academia.

Pero la historia del partido cambió rotúndamente a los 19′ cuándo Fernando Jubero mandó a la cancha a Federico Santander, un tipo que en el tiempo que estuvo en el club, estuvo para robarse el sueldo, porque nunca se rindió para el equipo, fue un desastre.

A los 21′ Santander hizo un jugadón, se la llevó con un sombrerito a Nicolás Sánchez y cuándo iba a entrar al área mandó un fierrazo al ángulo de Sebastián Saja que nada pudo hacer. Fue con poémica porque pareció picar afuera, pero en la repetición se vio claramente que pegó del lado de adentro.

Racing siguió intentando por todos los medios, Brian Fernández, ingresó por Bou, y le dio aire a la delantera, el pibe tuvo una clara pero se fue cerca, y Milito no pudo conectar un centro del ex Defensa por poquito.

Y el baldazo de agua helada llegó a los 35′ cuándo se disputaba una pelota sin riesgo alguno en los tres cuartos defensivos de Racing, la pelota salió hacia el medio y Marcelo Palau le dio un fierrazo que entró por el medio del arco. El Chino se sorprendió porque un segundo antes dio un paso hacia el otro palo y no pudo llegar.

El equipo de Cocca se quedó sin ideas y el partido se fue. Guaraní se posicionó segundo con 8 puntos, Racing sigue puntero con 9 y con sólo ganarle, de local, a Deportivo Táchira, clasificará a los octavos de final.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/blog.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/blog-300x300.jpgRicardo MaríngoloNoticiasPrimera divisionCopa Libertadores,Guaraní,Racing Club
No fue la noche soñada para Racing, porque al final del día esperaba estar clasificado a octavos de final, pero con la derrota por 2-0 sufrida en Paraguay ante Guaraní, habrá que esperar al último partido ante Táchira para confirmar dicha clasificación. Diego Cocca no planteó el partido tan ofensivo...