Racing se quedó con el clásico ante Independiente demostrando una superioridad manifiesta, fue 2-0 pero pudo ser una victoria más holgada. Los goles fueron Diego Milito y Gustavo Bou.
Milito-levanta-Copa-victoria_OLEIMA20150202_0005_5
La Academia dominó de principio a fin a su rival, con un Bou que sigue intratable y con un equipo que cada vez aceita más sus líneas y se lo nota muy maduro.

Independiente está armando un nuevo equipo y encima los hinchas no confían en su DT, ayer mostró poco y nada de lo bueno que había hecho en el campeonato y sí mostró todos los errores que se vieron en el 2014.

Ezequiel Videla y Luciano Aued ganaban rápido la pelota en el medio y entregaban la pelota para que Marcos Acuña hiciera las veces de Ricardo Centurión, el Huevo redondeó un partido muy bueno por su sector.

La defensa no pasó ninguna zozobra durante el partido y Sebastián Saja intervino en un sólo disparo que debarató muy bien. Pero los ojos de todo Racing se posarón en la delantera de lujo: entre Milito y Bou (la fgura) hicieron lo que quisieron y cuándo quisieron.

A los 40′ Gastón Díaz manda un córner al área del Rojo, Bou domina la pelota en el primer palo y envía un centro al área chica para que nadie de Independiente, incluido su arquero, despejaran, pero estaba Milito agazapado que vio la chance y empujó la pelota al fondo de la red.

En el ST se esperaba que el equipo de Jorge Almirón saliera con todo en busca del empate y se descuidara atrás, lo segundo ocurrió como en todo el partido, pero de atacar nada.

Para colmo de males, a los 4′ Bou le gana en un mano a mano a Víctor Cuesta, que no se sabe que quiso hacer y la Pantera ingrasó al área, cuándo todos esperaban el remate, se la toca al medio a Milito que se saca con una facilidad enorme a dos hombres de encima y remata, pero Diego Rodríguez tapa bien y otra vez los defensores miran, pero no así Bou que con un remate seco y bajo marca el 2-0.

El partido se terminó ahí, porque el Rojo nunca mostró armas para descontar y Racing dominó a su gusto el trámite. Pudo aumentar la diferencia porque tuvo algunas chances, pero el partido se cerró con ésa ventaja.

Buen triunfo de Racing, obtención de la Copa ciudad de Avellaneda, pero a no olvidar que éste clásico hay que ganarlo por los porotos.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/Milito-levanta-Copa-victoria_OLEIMA20150202_0005_5.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/Milito-levanta-Copa-victoria_OLEIMA20150202_0005_5-300x261.jpgRicardo MaríngoloNoticiasPrimera divisionIndependiente,Racing Club
Racing se quedó con el clásico ante Independiente demostrando una superioridad manifiesta, fue 2-0 pero pudo ser una victoria más holgada. Los goles fueron Diego Milito y Gustavo Bou. La Academia dominó de principio a fin a su rival, con un Bou que sigue intratable y con un equipo que...