Horas antes de que se empiece a jugar el partido, la lluvia hacía suponer que el resto del partido ante Boca iba a volver a suspenderse, pero por suerte no fue así y se pudo terminar en una cancha que no está a la altura de la Primera División, con una victoria histórica y justa para Racing por 2-1.
fotos-Boca-Racing-DYN_OLEIMA20140925_0148_8
Diego Cocca entendió como jugar el partido, sabía exactamente lo que tenía que hacer para doblegar al Boca de Rodolfo Arruabarrena, que estaba invicto y con un juego mucho más fluido y vertical que el de Carlos Bianchi. Ésta vez, las declaraciones antes del partido, le dieron la razón a Cocca, «Sé como jugar éstos mini partidos, me pasó con Godoy Cruz y mi equipo hizo dos goles», tosa una premonición.

El entrenador albiceleste entendió que el negocio era por los costados, así que puso a Marcos Acuña por una lado, de gran partido, y por el otro al juvenil Nicolás Oroz al no poder contar con Ricardo Centurión, el pibe hizo un partido aceptable por su banda.

Lo que también sumó y mucho para el juego y el ánimo del plantel fue la presencia de Diego Milito, al minuto le anularon un gol luego de un pase de Gustavo Bou, bien anualdo.

Racing agarró a Boca dormido y lo dominó en todo momento, le ganó el medio con otro gran partido de Ezequiel Videla, muy bien la defensa, muy atentos y firmes a la hora de despejar todo lo que mandaba el xeneize.

A la Academia le bastaron 10′ del primer mini primer tiempo para definir la cosa, a los 5′ Milito baja con el pecho un centro de Lucano Aued, para que Bou, de frente al arco, la pare y mande un derechazo bajo, imposible de agarrar por Agustín Orión.

A los 15′, Acuña ganó una nueva pelota por el sector derecho, le ganó la posición a Nicolás Colazo a puro amague y cuándo fue el momento justo mandó el centro perfecto y medido para que Bou, beneficiado por el mal cálculo de Mariano Echeverría, se tire de palomita y marque el gol de la victoria.

De nada sirvieron las innecesarias protestas de los hombres de Boca, piediendo una mano que no existió.

Para el segundo mini tiempo, Arruabarrena puso toda la carne al asador, tarde, e ingresaron Juan Manuel Martínez y Emanuel Gigliotti. Le iban a llenar de centros el área a Racing, pero los muchachos no se asustaron y entre Luciano Lollo y Yonathan Cabral, se cansaron de despejar.

Más tarde Cocca mandó a la cancha a Nelson Acevedo en lugar de Oroz para pelear de nuevo el mdiocampo y cuándo Boca ya estaba tocando la puerta del gol a la cancha saltaron Nico Sánchez y Germán Voboril por Bou y Milito.

Sin embargo, Boca no tuvo una sola jugada de riesgo, más allá de un centro que Sebastián Saja no salió a tiempo a descolgar. Y Racing tuvo una corrida de Acuña, que otra vez bailó a Colazo y entrnado al área se la toca a Acevedo, que eligió un palo y la tocó suave, pero Orión respondió bien enviando la bola al córner.

Se ganó un partido importante para el ánimo de los muchachos, Bou tuvo su partido soñado y su reivindicación con la gente, y Cocca demostró inteligencia para plantear el partido, esperemos que se siga en ésta senda, que sigamos creciendo y vayamos por más.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/fotos-Boca-Racing-DYN_OLEIMA20140925_0148_8.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/fotos-Boca-Racing-DYN_OLEIMA20140925_0148_8-300x300.jpgRicardo MaríngoloNoticiasPrimera divisionBoca Jrs.,Racing Club
Horas antes de que se empiece a jugar el partido, la lluvia hacía suponer que el resto del partido ante Boca iba a volver a suspenderse, pero por suerte no fue así y se pudo terminar en una cancha que no está a la altura de la Primera División,...