Duele tener que hacer la crónica de un clásico perdido, pero me debo a mi profesión y lo haré lo mejor que pueda. Decir que el árbitro Fernando Rapallini fue participe necesario de la derrota es minimizar a la misma derrota, porque si bien nos bombeó, nuevamente caímos. Pasan los jugadores, los cuerpo técnicos, el rojo se va a la B y siempre que nos enfrentamos simpre nos ganan. Eso duele y mucho…
Mira-fotos-clasico-Avellaneda_OLEIMA20140831_0169_8
Los primero 23′ del partido fueron tods de Racing, porque salió a hacer su fútbol, le inclunó la cancha sobre la banda izquierda de Lenadro Grimi y Ricardo Centurión e Independiente no sabía que hacer para pararlos.

A los 13′ Centurión se llevó a la rastra a sus marcadores y mandó un centro al punto penal que dejó sólo a Diego Milito de cara al ruso Rodríguez, que nada pudo hacer para detener la definición precisa del Principe.

Minuto más tarde del gol, Milito comenzó a tomarse la cara posterior del muslo derecho, la tarde de Racing se empezaba a enturbiar. A los 25′ Milito le roba una pelota a Franco Bellocq, pero el juez vio falta, de ese cobro vino el empate, luego de que Sebastián Saja paspara mariposas y Sebastián Penco empujara sólo.

A los 27′ centro de Daniel Montenegro para que Federico Mancuello, con plancha mediante, marca el gol de la victoria. Y todo se definió ahí, en ese PT, porque para poner la frutilla del postre, a los 34′ Milito debió dejar la cancha, se supone que con una contractura y que no se llegó al desgarro, por él ingresó Gustavo Bou, que no anduvo mal.

El ST, fue todo de Racing que tuvo la pelota, las chances, pero ninguna de ellas claritas para que llegue el empate. Se terminó perdiendo, tal como quería Diego Cocca, así que ahora más le vale al DT que luche el campeonato.

Párrafo aparte para Fernando Rapallini que le quedó muy grande el clásico. Tres codazos de Cristian Tula, ninguno fue visto, pelota dividida era toda para el rojo, un penal en el PT, según el árbitro pegó en la mano pero sin intención, la falta de Macuello al marcar el 2-1 no fue ni jugada peligrosa. Un desastre total.

Nuevamente a remar, perdimos otro clásico y ya es figurita repetida, ahora hay que ver si saben sobreponerse al golpe o si la caída será estrepitosa.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/Mira-fotos-clasico-Avellaneda_OLEIMA20140831_0169_8.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/Mira-fotos-clasico-Avellaneda_OLEIMA20140831_0169_8-300x300.jpgRicardo MaríngoloNoticiasPrimera divisionIndependiente,Racing Club
Duele tener que hacer la crónica de un clásico perdido, pero me debo a mi profesión y lo haré lo mejor que pueda. Decir que el árbitro Fernando Rapallini fue participe necesario de la derrota es minimizar a la misma derrota, porque si bien nos bombeó, nuevamente caímos. Pasan...