Sobran las palabras cuándo se intenta hablar una gloria de la querida Academia, un verdadero prócer, que no cuenta con estatua, ni con el verdadero reconocimiento que se merece, porque somos tan ingratos que hay hinchas que aplauden a quines ganaron un solo titulo o a quines vivian en el suelo para disputar las pelotas.
552670_10151197033438817_323763636_n
Pizzuti fue de los mejores jugadores que tuvo el fútbol argentino, un mediocampista on mucho manejo, gran claridad para ver los partidos y mucha llegada al arco rival lo que lo convirtió en un goleador de temer.

Se convirtió en entrenador cuándo Racing lo fue a buscar estando en la última colocación. Encaminó el barco, lo sacó campeón en la segunda rueda acumulando 39 partidos invictos, lo saco campeón de la Copa Libertadores y de la Copa Intercontinental.

Espero que la gente de Racing tenga el decoro de alguna vez acordarse del querido Tito, una gloria, un prócer, nuestro verdero idolo.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/552670_10151197033438817_323763636_n.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/552670_10151197033438817_323763636_n-300x300.jpgRicardo MaríngoloIdolos AlbicelestesCopa Intercontinental,Copa Libertadores,Juan José Pizzutti,Racing Club
Sobran las palabras cuándo se intenta hablar una gloria de la querida Academia, un verdadero prócer, que no cuenta con estatua, ni con el verdadero reconocimiento que se merece, porque somos tan ingratos que hay hinchas que aplauden a quines ganaron un solo titulo o a quines vivian en...