A falta de Sebastián Saja, Rodrigo De Paul volvió a demostrar que es el mejor jugador del equipo y es un despropósito sacarlo de la cancha o insultarlo. Hoy le dio vida al ciclo de Mostaza Merlo al hacer el gol del triunfo por 1-0 ante un casi descendido Argentinos.
El-uno-por-uno-vs.-Argentinos-Juniors
Merlo hizo lo que pudo para armar el equipo para visitar al conjunto del Bichi Borghi, porque no podía contar con Saja, Esteban Saveljich y Luciano Vietto, por lesión y sacó del equipo a Pablo Alvarado y Diego Villar.

Colocó a Francisco Cerro como lateral derecho, ató a De Paul a jugar de 8 y el equipo no tenía volúmen de juego como en casi todo el torneo. Argentinos a través de Leonardo Pisculichi se hacía de la pelota, pero él solo no podia hacer todo: robar la pelota, mandar el centro e ir a cabecear.

Pero así y todo el Bicho siempre un poco más que Racing que se defendía, pero tenía todos los problemas que causa tener a Cerro de un lado y a Claudio Corvalán del otro. Encima volvió Bruno Zuculini, que sigue muy bajo y hoy no paró a nadie en el medio, tuvo una muy clara y no supo que hacer.

En el segundo tiempo Argentinos se dio cuenta que el resultado no le servía y comenzó a atacar por todos lados a Racing. Cerro era constantemente sobrepasado y eso propinó que el equipo se retrasara logrando que el local tomara las riendas y mereciera el gol.

Borghi decidió acompañar más a Pisculichi y lo rodeó con Facundo Coria y Rodrigo Gómez, y en parte lo logró. Merlo en cambio, puso a Villar por Hauche y nada cambió y a Roger Martínez por Viola que sacó un poco a Racing para adelante.

El cambio que sí hizo jugar un poco mejor a la Academia fue cuándo hizo ingresar a José Luis Gómez por Zuculini, Cerro pasó al medio y De Paul se soltó. Ahi empezaron todos los problemas para Argentinos. El pibe hizo de las suyas y Racing comenzó a detectar los agujeros que dejaba su rival que iba, pero no volvía correctamente.

Sumado que a los 24′ se fue correctamente expulsado Lucas Rodríguez, que en el PT le dio una terrible patada a Hauche y luego una plancha a Villar. Racing seguía esperando al Bicho y tratando de generar peligro en los espacios libres.

Pero el partido se iba y nada pasaba, hasta que a los 45′ De Paul tomó la pelota en la punta derecha, encaróa a Barraza que lo quizo agarrar y todavía está tomando la patente, porque lo pasó como un poste. Amagó un toque como para abrir la jugada y con un derechazo fuerte venció a Nereo Fernández.

No quedaba tiempo para nada más salvo para que Luciano Aued se vaya expulsado por doble amonestación. Racing fue los tres puntos y nada más, el equipo juega muy mal y su técnico sigue resistiendo.

El próximo rival será Quilmes, el equipo de Ricardo Caruso Lombardi visitará Avellaneda el sábado, sin horario confirmado aún.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/El-uno-por-uno-vs.-Argentinos-Juniors.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/El-uno-por-uno-vs.-Argentinos-Juniors-300x300.jpgRicardo MaríngoloNoticiasPrimera divisionArgentinos Juniors,Racing Club
A falta de Sebastián Saja, Rodrigo De Paul volvió a demostrar que es el mejor jugador del equipo y es un despropósito sacarlo de la cancha o insultarlo. Hoy le dio vida al ciclo de Mostaza Merlo al hacer el gol del triunfo por 1-0 ante un casi descendido...