Un desastre se vio hoy en Sarandí donde ninguno de los once titulares, ni los suplentes y mucho menos el cuerpo técnico, mostraron verguenza luego de las dos derrotas consecutivas. Fueron un desastre los jugadores y para colmo Mostaza erró en el planteo, en los cambios en las indicaciones. Fue derrota por 3-1, baile de Arsenal que lo definió en el PT y que en esa primera mitad pudo haber hecho 5 o 6 goles tranquilamente.
fotos-Arsenal-Racing-Telam_OLEIMA20140222_0165_8
Ya tener media defensa nueva ante un equipo que sabe que hacer desde hace un tiempo a esta parte, sonaba atemorizante, y todo se fue confirmando conforme pasaban los minutos del PT. Gastón Campi se cansó de regalr pelotas, no cerrar nunca y mostrarse nervioso, Ismael Quílez demostró porque es el suplente eterno de Gómez, un desastre, Esteban Saveljich volvió a ser lo que era antes de la llegada de Mostaza y Matías Cahais en vez de tranquilizar a la defensa fue el más nervioso, cargandose de faltas y no cerrando nunca su andarivel. Otro punto flojisimo de la defensa fue Sebastián Saja, muy inseguro, mal sacando, ahora también le agregó que regala contraataques.

El mediocampo no se salva. Francisco Cerro no vino a Sarandí, Diego Villar está más retirado que Camoranesi, Bruno Zuculini no marcó, no atacó, la nada misma y De Paul, bueno intrascendente, no se hace cargo del equipo, no ayuda, no la pide, difícilmente pueda revertir la situación con la gente jugando así.

Y arriba siguen siendo otro fiasco. Gabriel Hauche es un caradura, juega dos partidos bien para que le renueven el contrato y luego vuelve a ser un desastre, hoy Luciano Vietto jugó para que hagamos jugar a Rentería en silla de ruedas y luego Valentín Viola hizo entender porque los portugueses no pusieron oposición para que vuelva.

Pero hubo un partido que Arsenal ganó muy bien de punta a punta y se apiadó de nosotros no convirtiendo chances muy claras. Nos matiató, nos asfixió, nos quitó la pelota y desbordó a Quílez y Cahais cuándo quizo.

A los 16′ Mariano Echeverría define de media tijera casi adentro del arco un centro que los defensores vieron pasar. A los 19′ González Pires hace un tonto penal que Saja cambia por gol y que nos hizo ilusionar. Pero lejos de eso, vino el terror.

A los 22′ otro centro, el arma con la cuál nos van a vulnerar todo el campeonato, Julio Furch la peina en el primer palo y Ramiro Carrera de palomita le gana a Saja que salió a cazar mariposas y encima lesionó al pobre hombre de Arsenal.

A los 38′ la frutilla del postre, Carrera ya recuperado de la terrible patada de Saja, manda un centro para que Furch pueda tocarla para descolocar a el Chino y la pelota ingresa lentamente ante la mirada de todos, incluso del arquero que intentó engañar al árbitro dejando la pelota afuera cuándo se vio claramente que pasó la línea por amplio margen.

Hubo tiempo también para que Emilio Zelaya estrellara un penal en el travesaño luego de una tonta falta de Campi que se ganó un lugar en el banco tranquilito.

El segundo tiempo tiempo estuvo de más, ya que Merlo no metió cambios para arrancar con todo. Al contrario, fue Arsenal que tuvo en Furch la chance de ponerse dos o tres goles arriba.

A los 3′ metió a Viola por Quílez, nada cambió, luego entró Camoranesi por De Paul y Mauro hizo lo que pudo a sabiendas que de 8 ya no puede jugar, pero se las arregló para dejar en 4 ocaciones a los delanteros sólos ante Alejandro Limia. Y la coronó, Mostaza, con el ingreso de Corvalán por Villar, la verdad yo no puedo explicar el porque de éste cambio.

Fue un desastre, una murga comandada por Mostaza Merlo que está demostrando tener muchos problemas para enderezar el barco, el plantel no ayuda y él mismo le pifia a las decisiones. Hay que seguir laburando, hay que seguir luchando y SUMAR, porque el descenso apremia.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/06/fotos-Arsenal-Racing-Telam_OLEIMA20140222_0165_8.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/06/fotos-Arsenal-Racing-Telam_OLEIMA20140222_0165_8-300x300.jpgRicardo MaríngoloNoticiasPrimera divisionArsenal,Racing Club
Un desastre se vio hoy en Sarandí donde ninguno de los once titulares, ni los suplentes y mucho menos el cuerpo técnico, mostraron verguenza luego de las dos derrotas consecutivas. Fueron un desastre los jugadores y para colmo Mostaza erró en el planteo, en los cambios en las indicaciones....