Con impecable camisa celeste, unos kilitos de menos y una cabellera más mostaza que nunca, ingresó a la sala de conferencia de prensa un Reinaldo Carlos Merlo, con una sonrisa de par en par, dejando ver que estaba donde queria, en su casa, que está desordenada, necesitada de arreglos por todos lados, pero él intentará devolverle a «su» casa la tranquilidad y la gloria que se merece.
Merlo-presidente-Blanco-presentacion-Telam_OLEIMA20131014_0091_8
«Hay que trabajar en lo anímico, físico y táctico. Armar un equipo y empezar a ganar», fueron las pautas que sentó Mostaza para su tercera etapa, «trabajaré con los más chicos, que no son tan chicos, ya tienen muchos partidos en Primera».

Sobre la dificil situación que deberá afrontar «no me fijo en los promedios, vine a Racing a ganar», dijo con algo de superación, aunque después reculó «hay que dejar el pasado, hablemos del presente, la anterior fue una etapa linda, pero prescribio, ahora empieza una etapa nueva».

Cerró con un «es un orgullo que Racing me haya vuelto a contratar» y se fue rápido, porque lo sucedido no fue habitual, ya que primero se lo presentó a Mostaza y luego vio las caras de sus dirigidos, cuándo siempre sucede al revés, ¿será un presagio de que en Racing está todo desacomodado?

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/06/Merlo-presidente-Blanco-presentacion-Telam_OLEIMA20131014_0091_8.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/06/Merlo-presidente-Blanco-presentacion-Telam_OLEIMA20131014_0091_8-300x300.jpgRicardo MaríngoloNoticiasPrimera divisionMostaza Merlo,Racing Club
Con impecable camisa celeste, unos kilitos de menos y una cabellera más mostaza que nunca, ingresó a la sala de conferencia de prensa un Reinaldo Carlos Merlo, con una sonrisa de par en par, dejando ver que estaba donde queria, en su casa, que está desordenada, necesitada de arreglos...