En una noche en la que se buscaba revancha por la dura y categórica derrota ante San Lorenzo, Racing volvió a perder y con el condimento que fue por la Copa Sudamericana. Sin embargo, hay que decir que el mejoramiento que evidenció el equipo se vio, pero el resultado es lo que importa.
copa-sudamericana-1754585w620
Tenemos que acostumbrarnos a ver como Racing ataca bien, con cuatro jugadores en plena situación de gol, con Centurión y De Paul llegando por las puntas y Vietto (o Viola) y Zuculini por el centro, pero a la hora de defender ,mamita!!!!, los centrales no se hablan, quedan parados siempre y los marcadores de punta ni atacan, ni defienden, son la nada misma.

En el partido con Lanús se vio a un Racing decidido a buscar el triunfo y dejar la serie lo más cerca de la definición en nuestro favor que como quedó finalmente. Los hinchas se enfurecieron una vez más con Luis Zubeldía y extrañamente le dieron con un caño a De Paul.

Tuvimos 20` muy buenos, con llegadas por todos lados, un tiro en el palo, y Hauche Y Viola asociándose muy bien y un Centurión que por lo menos ayer se pareció mucho al de comienzos de temporada pasada.

Pero como Racing es uno atacando y otro defendiendo, como decíamos antes, a los 38´ Melano abre el marcador para el Granate, luego de un cabezazo en el travesaño y el ex Belgrano, con el arco solo la empujó en leve off side.

Para poner más leña en el fuego, a los 46´ Silvio Romero, hizo una gran jugada individual, dejó a los centrales desparramados por el piso y cuándo entró al área remató fuerte y alto, dejando sin reacción a Saja.

El PT, dejó como resúmen un 0-2 abajo y el desgarro de Bruno Zuculini, más los insultos que se llevó Zubeldía.

En el segundo tiempo se tenía que salir a quemar las naves, pero fue un Racing timorato, hasta que nuevamente se enciendió Viola y comenzó a ir para adelante y a los 18´ pudo descontar y darle esperanzas a la gente de que se podía, por lo menos, empatar.

El ingreso de Roger Martínez por el lesionado Centurión, fue una bocanada de aire fresco, una grata sorpresa y una muy buena apuesta ante la salida de Luis Fariña.

Habrá que jugar ante Tigre por el torneo y luego ir a por todo en la cancha de Lanús para revertir la serie que está 1-2 abajos. El partido se jugará el 28 de agosto.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/06/copa-sudamericana-1754585w620.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/06/copa-sudamericana-1754585w620-300x300.jpgRicardo MaríngoloNoticiasPrimera divisionCopa Sudamericana,Lanús,Racing Club
En una noche en la que se buscaba revancha por la dura y categórica derrota ante San Lorenzo, Racing volvió a perder y con el condimento que fue por la Copa Sudamericana. Sin embargo, hay que decir que el mejoramiento que evidenció el equipo se vio, pero el resultado...