No fue bueno el partido que hizo Racing ante Tigre, pero que importa, si de todas formas pudimos llevarnos los tres puntos al vencer al conjunto de Victoria por un 2-0, que por momentos pudieron ser uno o dos más, e incluso pudo ser empate si no fuera por Sebastián Saja.
Zuculini-festeja-Telam_OLEIMA20130511_0202_8
El conjunto de Pipo Gorosito fue recibido de manera hostíl por haber entragado el partido ante Independiente, eso fue aprovechado por Racing, que saló avasallante, como tiene que hacer siempre, y Tigre parecía dormido, Racing lo tenía entre ceja y ceja al arco del flojo arquero tigrense.

A los 2´ del PT, De Paul comienza a hacer de las suyas y se lleva por la cuerda derecha a pasear a Donati, que todavía lo está buscando. Después de dejarlo atado por tantos amagues, manda un centro que encuentra a Zuculini que de cabeza pone el 1-0.

Eso fue contraproducente, porque ni Tigre salió a buscar el empate, ni Racing lo pasó por encima para definir el match. Entonces, todo fue aburrimiento en el primer tiempo. Solo hubo tiempo para un tiro en el travesaño de Pérez García y un cabezazo en el segundo palo de Vietto que se fue cerca.

En el segundo tiempo, Racing otra vez maniataba a los dirigidos por Gorosito, pero esta vez con poca puntería. El tiempo pasaba, el partido se demoraba por un estúpido que le tiró un proyectil al asistente N°1 y encima Tigre se agrandaba.

Una pelota en la línea salvada por Bolatti, un atajada de Saja y Racing que intentaba liberar a Fariña para que hiciera volver loca a la defensa de Tigre. Cuándo lo logró, la Academia creció y se fue en busca del segundo, ya sin Vietto que salió con alguna molestia, pero con Cámpora que entró enchufado y tuvo su chance que desperdició, sumada a un gol en off-side, bien anulado.

Pero no iba a quedar así la cosa. A los 46´ Fariña hizo una de papi fútbol, se llevó a la rastra a Donati y a Galmarini y se los sacó de encima con un solo movimiento y sin mirar la posición de García definió entre las piernas de éste para el 2-0 final.

Párrafo aparte para la excelente tarea que tuvo Agustín Pelletieri en todo el partido, fue la clara figura, despejando y quitando todo lo que pasaba cerca. Además fue el apoyo perfecto para De Paul, Vietto y Fariña, para que éstos solo se ocupen de despilfarrar rivales.

Buena victoria, para volver a sumar de a tres y tener vigente el objetivo, de mínima, que es clasificar a la Sudamericana, ahora se viene Arsenal, el viernes y es una buena chance de hilvanar dos victorias consecutivas.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/06/Zuculini-festeja-Telam_OLEIMA20130511_0202_8.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/06/Zuculini-festeja-Telam_OLEIMA20130511_0202_8-300x300.jpgRicardo MaríngoloNoticiasPrimera divisionRacing Club,Tigre
No fue bueno el partido que hizo Racing ante Tigre, pero que importa, si de todas formas pudimos llevarnos los tres puntos al vencer al conjunto de Victoria por un 2-0, que por momentos pudieron ser uno o dos más, e incluso pudo ser empate si no fuera por...