Mientras mirabamos, el domingo, el desarrollo de la 16º fecha y veíamos que los resultados nos permitían soñar, decíamos ¿y porque no?, si le ganamos a Quilmes nos ponemos a solo 3 de Vélez, y así fue nomás, goleamos 4-0 a Quilmes y ahora el tren de la alegría tiene a Racing entre sus pasajeros.
imagenes-Racing-Quilmes_OLEIMA20121119_0172_8
Sin Camoranesi, pero con la vuelta de Agustín Pelletieri, Racing recibía al duro Quilmes de De Felipe, un equipo que se agrupa bien y sale de contra y si te logra hacer un gol es extremadamente dificil que se lo puedan empatar.

De hecho al minuto, los corazones de los hinchas de Racing se paralizaron porque Saja y el travesaño nos salvaron la vida. No haciamos pie con bola, ni Fariña ni Villar agarraban la pelota y Quilmes era amo y señor del partido.

Pero bastó que se enchufaran los pibes (Vietto, Centurión, Fariña, Zuculini), para que el cervecero desapareciera del mapa. La velocidad de los hombres de Racing fueron mucho para la lenta defensa quilmeña (Serrano, Lema, Goñi, Lima).

Pero el primer gritó tardó en llegar, fue a los 32m luego de una gran jugada individal de Fariña, que se fue con pelota dominada de derecha a izquierda y casi pisando el área, le dieron un patados que derivó en una asistencia perfecta para Centurión que sin pararla le dio un fierrazo abajo para el 1-0.

A los 39m Fariña ingresó al área y ante la salida del arquero Trípodi, se la toca suave por un costado para darle tranqilidad y casi sentenciar la victoria.

Para la segunda mitad, apareció lo mejor de Racing. Pillúd, Cahais y Corvalán, los puntos más flojos del PT, se tranquilizaron y armaron una defensa impasable. No nos metimos atrás y los pibes junto a Villar fueron por más y pasaron por arriba a Quilmes.

Cuándo pasaron 21m del ST, nuevamente Fariña culminó una jugada deliciosa de los pibes que terminó con un toque exquisito de Centurión para la llegada de Luis y el caño para una definición de lujo.

Ingresaron Hauche (de gran partido, hizo todo bien, salvo una definición al bulto) y Pérez Güdes por Villar y Centurión. La idea de ir a buscar más goles no se deterioró con el transcurrir del tiempo ni con los cambios de nombres.

Y la frutilla del postre llegó a los 39m, Hauche hace una gran jugada por derecha, manda un centro medido para la llegada de Pérez Güedes por el segundo palo y con un cabezazo cruzado sentenció el resultado a favor.

Se cumplió con el mandamiento de ser candidato, quizás se haya fallado en algunos partidos que hoy nos tendría más arriba, pero hasta el final del ampeonato miremos el vaso medio lleno y disfrutemos y apoyemos a los jugadores y cuerpo técnico. Ya habrá tiempo en las vacaciones para solucionar y corregir lo que se hizo mal.

El domingo, seguramente a las 19:15, se viene un partidazo para ambos rivales: Boca vs. Racing, el que pierde se despide de la pelea por el Torneo Inicial.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/06/imagenes-Racing-Quilmes_OLEIMA20121119_0172_8.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/06/imagenes-Racing-Quilmes_OLEIMA20121119_0172_8-300x300.jpgRicardo MaríngoloNoticiasPrimera divisionQuilmes,Racing Club
Mientras mirabamos, el domingo, el desarrollo de la 16º fecha y veíamos que los resultados nos permitían soñar, decíamos ¿y porque no?, si le ganamos a Quilmes nos ponemos a solo 3 de Vélez, y así fue nomás, goleamos 4-0 a Quilmes y ahora el tren de la alegría...