El 4 de julio de 1992 se apagaba la mágia de un grande del tango, de Astor Piazzolla, aunque muchos de sus colegas decían que su arte, era otra cosa, seguramete lo era, era superior a lo que todos conocemos como tango.
7784_14795
A los 14 años participó de la pelicula de Carlos Gardel, El día que me quieras, hciendo una pequeña aparición y a partir de allí, su ligazón con el tango fue hasta el último día de su vida.

En vida fue despreciado por que innovó en el tango, todos lo llamaban el asesino del tango, pero el lejos de apichonarse, siguió su exitosa carrera, y como es típico de los argentinos, no lo difrutamos en vida, pero lo llramos ahora.

Fervoroso hincha de Racing, los simpatizantes lo recordamos siempre, como una gloria más que se cobijó con nuestros amados colores.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/08/7784_14795.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/08/7784_14795-300x288.jpgRicardo MaríngoloCultura AcadémicaAstor Piazzolla,Racing Club
El 4 de julio de 1992 se apagaba la mágia de un grande del tango, de Astor Piazzolla, aunque muchos de sus colegas decían que su arte, era otra cosa, seguramete lo era, era superior a lo que todos conocemos como tango. A los 14 años participó de la pelicula...