Como olvidar esa alegría que nos dio la Academia en ésos días donde la Argentina sufría por un Presidente inépto y con muertos en las calles. Ese equipazo ideado por el gran y único Mostaza Merlo para salir campeón de una buena vez mostró tener todo para serlo y con creces cumplió su objetivo.
49649_164415_440x280
Ese caluroso 27 de diciembre de 2001 sólo bastaba con un empate para ser campeón. Personalmente tengo que decir que fue el partido más largo de la historia del fútbol. Arrancamos ganando con gol de Gabriel Loeschbor, todo parecía estar controlado, pero Vélez se venía con todo.

Luego de un centro de Falcón (ex Racing), Martín Vitali se la quiere pasar a Gustavo Campagnuolo con el pecho, pero el balón da en la garganta y termina acomodándola para la llegada de un tal Mariano Chirumbolo, sí!, un tipo con ese apellido casi nos saca la fiesta del bolsillo. Fue 1-1 y festejo descontrolado, llenando dos canchas, como ningún otro equipo podrá jamás.

Ese equipo inolvidable formaba comunmente con: Campagnuolo; Maciel, Loeschbor, Úbeda; Vitali, Gustavo B. Schellotto, Bastía, Bedoya; Chatruc; Milito y Estevez. DT MOSTAZA MERLO.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/08/49649_164415_440x280.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/08/49649_164415_440x280-300x284.jpgRicardo MaríngoloHitos HistóricosMostaza Merlo,Paso a Paso,Racing Club
Como olvidar esa alegría que nos dio la Academia en ésos días donde la Argentina sufría por un Presidente inépto y con muertos en las calles. Ese equipazo ideado por el gran y único Mostaza Merlo para salir campeón de una buena vez mostró tener todo para serlo y...