No soy un obtuso y seque se mejoró en el juego con respecto a lo hecho contra Lanús, pero el rasgo más significativo de hoy ante Newell´s fue el carácter. Con la bandera de los pibes del club: Matías Martínez, que marcó el gol, José Luis Fernández y Luis Fariña.
00013706-00[1]
Racing jugó con un 4-4-2 buscando equilibrio en el medio, por el lado de Fernández no tuvo problema alguno, pero por el lado de Rosano sufrió de la intrascendencia del uruguayo.

Sorprendió Russo al incluir a Lucero en el medio que tuvo un partido aceptable, pero, usted sabe, es Lucero y siempre alguna se manda.

Bieler jugó muy bien, tuvo sus chances para marcar pero no pudo. El que estuvo bajo fue Hauche. Siempre nos falta cinco para el peso, por eso estamos donde estamos.

En rasgos generales se jugó bien, con sangre y enjundia, a veces el equipo bajaba la intensidad y la hinchada se encargó de levantar al equipo.

Otra cosa que sorprendió fue lo pálido de Newell´´s, ya que no gravitó ni Formíca, ni Boghossian, que se peleó más de lo que jugó.

Disfrutemos de éste fin de semana de respiro, fuera de la Promoción y pensando en no venir de Tucumán con las manos vacías.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/08/00013706-001-1024x683.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/08/00013706-001-300x300.jpgRicardo MaríngoloNoticiasPrimera divisionNewell´s.,Racing Club
No soy un obtuso y seque se mejoró en el juego con respecto a lo hecho contra Lanús, pero el rasgo más significativo de hoy ante Newell´s fue el carácter. Con la bandera de los pibes del club: Matías Martínez, que marcó el gol, José Luis Fernández y Luis...